Las continuas roturas de tuberías de agua en Calcena multiplican por siete el consumo

Las tuberías de agua de Calcena se encuentran en muy mal estado, por esto sus continuas roturas ha multiplicado por siete el consumo de agua en el municipio. Según el alcalde, Mariano Miguel, en pocos días se produjeron quince averías como consecuencia de la alta presión del agua y la antigüedad de las canalizaciones.

Zaragoza.- Las viejas canalizaciones de fibrocemento están causando numerosos problemas en forma de averías y roturas en la localidad de Calcena, en la Comarca del Aranda. Este problema ha derivado con registros de consumo cercanos a los 140 metros cúbicos, en un solo día, seis o siete veces, por encima de lo habitual.

Según ha explicado su alcalde, Mariano Miguel, en los pocos días se detectaron unas quince averías y roturas como consecuencia de la alta presión del agua y la antigüedad de las canalizaciones. Esto ha hecho que en un solo día, se hayan registrado consumos de 140 metros cúbicos en una localidad, en la que ahora viven 20 familias.

“Tenemos toda la plaza del pueblo levantada y han sido numerosas las incidencias que hemos tenido que subsanar, pero cada vez aparecen más”, ha comentado el alcalde.

Los trabajos de reparación han conseguido estabilizar el consumo en unos 24 metros cúbicos, una cifra todavía muy superior al consumo habitual que suele estar por debajo de once.

El alcalde ha señalado que observaron el contador durante toda una noche, de 20.00 a 08.00 horas y se observó que había habido un consumo de doce metros cúbicos, cuando debería haber sido casi nulo. “Somos un pueblo en el que ahora viven personas mayores que durante esas horas no suelen hacer uso del agua en esas cantidades”, ha añadido Mariano Miguel.

El fontanero que presta servicios a la localidad continúa subsanando las incidencias que van surgiendo y además se aprovecha el silencio de la noche, para utilizar un detector de fugas acústico que “escucha” si existe algún sonido de fuga que viaje a lo largo de las tuberías de agua.

Los trabajos de detección y reparación, que todavía están sin cuantificar económicamente, los está asumiendo el propio Ayuntamiento de Calcena.

Mariano Miguel ha señalado que es imprescindible contar con el apoyo de las instituciones pertinentes para renovar la antigua red de abastecimiento de esta localidad que está provocando consumos de agua desorbitados, para una localidad tan pequeña que ahora deberá hacer frente a una factura de agua “muy abultada”, ha explicado.

”Son muchos los municipios que poco a poco, cada vez que se levanta una calle para renovar los servicios básicos se sustituyen las viejas canalizaciones de fibrocemento para colocar nuevas de fundición o poliuretano. Y es que es indispensable deshacerse de este material considerado poco aconsejable por su resistencia y que provoca numerosas averías y roturas", ha dicho.

En Calcena se da esta situación. En este pueblo prácticamente la totalidad de su red de abastecimiento de agua potable se canaliza con metros de viejas y obsoletas tuberías que están dando numerosos problemas”, ha finalizado el alcalde.