La construcción de una mediana en la carretera de Madrid dificultará el tráfico durante tres meses

La reforma de la carretera de Madrid se retoma este lunes con la construcción de una amplia mediana, similar a la de Vía Hispanidad. Los trabajos, que obligan a ocupar un carril en cada sentido, se extenderán desde la altura de la calle Violeta hasta el puente de acceso a San Juan Bautista de la Salle. Los trabajos durarán tres meses.

Zaragoza.- Las obras de reforma de la carretera de Madrid prosiguen este lunes con el objetivo de convertirse en una vía netamente urbana. Los nuevos trabajos servirán para construir una amplia mediana desde la altura de la calle Violeta hasta el puente de acceso a la calle San Juan Bautista de La Salle. Los trabajos durarán tres meses y obligarán a ocupar un carril por sentido.

El lunes comenzará el acopio de materiales, la señalización y la colocación de la caseta de obras para, de inmediato, comenzar los trabajos de construcción de la mediana, que tendrá una anchura media de dos metros, dispondrá de pavimento de adoquín y estará delimitada con bordillos de hormigón. Este elemento, propio de los viales urbanos, tendrá el mismo tratamiento que la Vía Hispanidad, logrando así un efecto de continuidad visual y estética.

En los trabajos que comienzan el lunes, con una duración prevista de tres meses, se incluye también la realización de alcorques, dotados de riego por goteo, y su correspondiente plantación, la colocación de sumideros y la obra civil de alumbrado público en el tramo entre Ibón de Plan y San Juan Bautista de la Salle, así como la conclusión de las canalizaciones semafóricas.

Las obras de conversión de la carretera de Madrid en una vía urbana se han ido acometiendo poco a poco desde que el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Zaragoza firmaron un convenio de cesión del vial en 2008.

La primera transformación de importancia llegó con los fondos FEIL en 2009, cuando se construyó una nueva rotonda en el nudo donde antes se situaba el acceso a la Ciudad Escolar Pignatelli, al barrio de Valdefierro y al centro de especialidades Inocencio Jiménez.

En 2011 y aprovechando la partida de 1,5 millones de euros que aportaba Fomento para modernizar la antigua carretera Nacional (una partida que responde a baremos fijos con los que trabaja el ministerio), comenzó una importante intervención desde el entorno de la avenida de Valdefierro hasta San Juan Bautista de La Salle, donde se realizaron mejoras en el asfaltado, en la red de abastecimiento, la red de drenaje de pluviales y andadores peatonales entre otros trabajos.

Este primer paquete de obras supuso la inversión de 900.000 euros de los aportados por Fomento. Sin embargo, la necesidad del ministerio de ajustar las aportaciones económicas restantes, dividiéndolas en partidas más pequeñas y entregándolas en sucesivos ejercicios, obligó a realizar un parón en esta transformación de la carretera de Madrid, que ahora se retoma de nuevo.

“Nos estamos acomodando a la llegada del dinero de Fomento, pero lo importante es que estamos dando la vuelta a la imagen de la carretera de Madrid, dignificando el acceso a la ciudad por este punto y aumentando la seguridad vial”, aseguró la Concejala de Infraestructuras y Ciclo Integral del Agua, Lola Campos.

Los trabajos de la mediana, que realizará la empresa Mariano López Navarro, consumirán otros 300.000 euros y Fomento aportará los 300.000 restante el año que viene, que servirán para culminar las obras programadas, instalando el alumbrado definitivo ( hasta ahora en los laterales) en la mediana que ahora se inicia.

La conversión de la carretera de Madrid en una vía urbana se está produciendo pese a que están pendientes diferentes desarrollos urbanos que jalonan esta arteria y que hacen, entre otras cosas, que no se disponga de todos los terrenos que configurarán de manera definitiva la superficie de este vial.