El Consejo de la Universidad de Zaragoza aprueba el nuevo Máster de Formación del Profesorado pese a la protesta de la ACPU

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza ha aprobado con 23 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones el nuevo postgrado que sustituirá al Curso de Adaptación Pedagógica (CAP). Alrededor de veinte miembros de la ACPU han interrumpido la comparecencia en la que el rector se disponía a exponer los acuerdos alcanzados.

Zaragoza.- La Universidad de Zaragoza (UZ) ha conseguido aprobar este viernes el nuevo Máster de Formación del Profesorado tras no haber podido llevar a cabo la votación el pasado miércoles debido al boicot de los miembros de la Asamblea Contra la Universidad de Zaragoza (ACPU)

Según lo aprobado en el máximo órgano de gobierno de la Universidad, el máster se impartirá de simultánea en los campus de Huesca, Teruel y Zaragoza, será necesario cursar 60 créditos ECTS, y la enseñanza será presencial. Para el primer año, la Universidad de Zaragoza ofrecerá 465 plazas y el precio oficial lo establecerá finalmente el Gobierno de Aragón, una vez lo haya aprobado.

La votación de este viernes no ha estado exenta de polémica, ya que los universitarios que llevan más de 60 días encerrados en el edificio de Interfacultades se concentraron frente a las puertas del Paraninfo para intentar acceder al Consejo y dar su opinión sobre la sustitución del antiguo Certificado de Adaptación Pedagógica (CAP) y la aprobación del nuevo postgrado.

Un grupo de unos 40 universitarios ha intentado sin éxito convencer al rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, para que les dejase entrar al edificio y entrar a la reunión. López se ha negado tras rechazar las condiciones exigidas por los universitarios: acceso libre a todos los miembros del ACPU allí concentrados y la entrada también de los medios de comunicación para dar a la reunión “transparencia”, han indicado los miembros de la Asamblea.

Tras fracasar el diálogo mantenido entre el rector y los estudiantes en las escaleras de la antigua Facultad de Medicina de Zaragoza, el consejo ha comenzado y ha aprobado con 23 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones el nuevo máster.

Además de este título, el Consejo de Gobierno ha sacado adelante el reglamento para la creación y funcionamiento de las Cátedras Institucionales y de Empresa, el cambio de denominación de la Escuela Universitaria de Estudios Sociales a Facultad de Ciencias Sociales y una nueva propuesta de plazas para el programa Ramón y Cajal.

La ACPU ha criticado duramente la decisión del Consejo de Gobierno de aprobar el máster, y ya que han considerado que se ha llevado delante de manera “precipitada” y “de espaldas a la comunidad estudiantil”. La Asamblea además ha acusado al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de estar “coaccionado” a las Universidades para que apliquen lo antes posible la reforma educativa que conlleva el Plan Bolonia.

Los universitarios han llevado a cabo varias protestas durante el día

La misma acusación ha formulado el rector de la Universidad. López ha tachado de “coacción” las manifestaciones llevadas a cabo por los estudiantes contra “órganos elegidos de manera democrática y por sufragio universal” y ha indicado que el problema de estos universitarios es que “del 8% de los estudiantes que votaron en las pasadas elecciones, ninguno de las candidatos del ACPU fue elegido para formar parte del Consejo”.

Edu apoya el máster

Los que si que han apoyado el máster pero presentando algunas objeciones han sido los representantes estudiantiles de Estudiantes en Defensa de la Universidad (EDU), quienes han solicitado más plazas para próximas ediciones del postgrado así como un recorte en los precios planteados hasta el momento (en torno a los 1200-1500 euros).

EDU también ha criticado la postura tomada por la ACPU y sus métodos antes de la celebración del Consejo y han pedido a los miembros de la Asamblea “respeto” a las normas de juego democrático y a las instituciones elegidas mediante “sufragio universal, secreto y directo”.

Polémica entre el rector y la ACPU

Sin embargo, el hecho de que el Consejo de Gobierno de la Universidad se haya celebrado a puerta cerrada no ha impedido que dos horas después, cuando todavía no había terminado el mismo, los miembros del ACPU hayan interrumpido la celebración una rueda de prensa convocada por el rector para explicar los primeros acuerdos alcanzados en el consejo.

Alrededor de 20 estudiantes han irrumpido en el rectorado para mostrar su disconformidad por el rechazo de López a sus exigencias de primera hora de la mañana. Los miembros del ACPU, que portaban pancartas y la boca tapada en alusión a la “censura” impuesta desde la Universidad se han enfrentado verbalmente al rector sobre el máster y sobre las tensas relaciones que mantiene ACPU y Rectorado desde que los universitarios ocuparon Interfacultades.

Pese a los reproches y las acusaciones mutuas, López ha vuelto a defender el uso de la no violencia como método para poner fin a la situación creada por la ACPU aunque fuentes de la Universidad se han mostrado muy molestas por la “radicalización” de la Asamblea en sus últimas acciones contra las instituciones de gobierno de la UZ.