La carretera Cunchillos-El Buste, reabierta con el firme mejorado y mayor anchura en la calzada

Tras una semana de trabajos, la carretera Cunchillos-El Buste ha sido reabierta con el firme mejorado y mayor anchura en la calzada. Las obras han corrido a cargo de la Diputación Provincial de Zaragoza y han supuesto una inversión aproximada de 200.000 euros.

Cunchillos.- Ya han finalizado los trabajos de acondicionamiento de la carretera Cunchillos-El Buste, la CV-846, perteneciente a la red provincial. La Diputación de Zaragoza (DPZ) cerró al tráfico la vía el lunes, 12 de septiembre, con motivo de estas obras, ejecutadas hasta el viernes por la empresa Mariano López Navarro. El resultado es un firme mejorado y mayor anchura en la calzada.

Ahora, sólo queda pendiente colocar la señalización vertical y pintar el nuevo asfalto en el tramo comprendido entre el barrio de Cunchillos y el antiguo vertedero de Tarazona, donde se concentraron las obras. La DPZ invirtió alrededor de 200.000 euros en la limpieza de los márgenes, la aplicación de aglomerado asfáltico D-20 (seis centímetros de grosor), el pintado de los bordes y la adaptación de la plataforma.

En total, las máquinas y operarios han actuado sobre un tramo de entre 3,8 y cuatro kilómetros, donde la vía cuenta ahora con una anchura media de seis metros. Esta vía se encontraba muy deteriorada y, por ello, el Ayuntamiento de Tarazona solicitó a la DPZ su refuerzo. Y es que años atrás, el tramo entre el vertedero y el casco urbano de El Buste sí fue acondicionado, pero quedó pendiente este trayecto sobre el que ahora se ha actuado.

Los vecinos, satisfechos

Los vecinos de Cunchillos han acogido muy bien estas obras, pese a las molestias ocasionadas por el corte de la carretera. Teófilo Sánchez comenta que “estaba muy mal, bacheada” por lo que “hacía falta” esta actuación. Para Ismael Llorente, “ha quedado bastante bien” y era necesario “porque estaba agrietada y era estrecha”. “También haría falta arreglar la carretera de Tarazona”, apunta este vecino de Cunchillos.

Quienes más notarán el arreglo de la vía son los habitantes de El Buste que esta semana se vieron obligados a tomar rutas alternativas para poder llegar hasta Tarazona, bien por la carretera de Borja o a través de caminos. Al igual que el panadero de Cunchillos, que utiliza la vía varios días de la semana.