Carmen Hauke denuncia la quema de documentos en el interior de Averly

La propietaria en precario de Averly, Carmen Hauke, ha denunciado la quema de unos documentos este sábado en el interior de la histórica fundición. Según ha declarado, un policía local le pidió permiso para que pudiera acceder al recinto el camión de bomberos y le informó de los hechos. Hauke asegura que desconoce quién fue el autor.

Zaragoza.- La antigua propietaria de Averly, Carmen Hauke, ha denunciado la quema de unos documentos este sábado en el interior de esta histórica factoría, ubicada en el paseo María Agustín de Zaragoza. Los hechos tuvieron lugar hacia las 15.00 horas e hicieron intervenir a los bomberos.

Hauke, que reside en la vivienda de Averly, ha declarado que un policía local le llamó a la ventana para que les permitieran la entrada en el recinto y estos, a su vez, abrieran la puerta para que accediera el camión de bomberos. "Al parecer se había producido un incendio en el interior de una de las naves y, más concretamente, de la conocida como de fundición", reza la declaración realizada ante la Policía Nacional.

Una vez sofocado el incendio, la policía local le comunicó a Hauke que había sido producido "por una gran montaña de documentación que alguien previamente había apilado y pegado fuego a su vez". La propietaria en precario de Averly manifiesta que "no ha tenido nada que ver" en los daños que se hayan podido ocasionar para la extinción del incendio "ya que todo habrá sido obra de la Policía Local o los bomberos", ha declarado.

Hauke también asegura en su denuncia que "desconoce" quienes han podido originar el incendio al que hacía referencia la Policía Local "y del que no ha sido testigo".

Según explicó este sábado la consejera delegada de Averly y miembro de la familia, Cristina Hauke, se trataba de la quema de "unos documentos contables confidenciales" que ella misma junto a otros familiares realizaron dentro del proceso de desalojo de las zonas no catalogadas de esta factoría.

Cristina Hauke, que aseguró que los documentos no están protegidos, recordó que en el acuerdo de compra-venta firmado con la constructora Brial establecieron unos plazos para retirar el material de las zonas no catalogadas. Un trabajo que se viene realizando "poco a poco" porque deben diferenciar aquellos elementos catalogados de los que no lo están.

Más en ZARAGOZA