Cantabria defiende su "compromiso con el medio ambiente" durante su Día de Honor

Cantabria ha conmemorado su Día de Honor en la Expo con una defensa de sus actuaciones en materia hidraúlica, donde han demostrado, según la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, su "compromiso con el medio ambiente", como se comprueba en la autovía del agua o en el bitrasvase.

Zaragoza.- Todos los representantes del Gobierno de Cantabria, así como la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, han mostrado su “compromiso con el medio ambiente” tanto en la Exposición Universal que alberga Zaragoza, como en las actuaciones hidráulicas llevadas a cabo por ambas instituciones. Todo ello lo han afirmado dentro de las conmemoraciones del Día de Honor de la Comunidad en la muestra.

En este sentido, Salgado ha querido desmentir la imagen que se tiene de Cantabria como zona húmeda. “La realidad es que tiene problemas de agua que responde a ellos con un compromiso con el medio ambiente, con el agua, con su cantidad y con su calidad. Un compromiso que persigue recuperar y preservar ríos, costas y estuarios”, ha indicado. Así, pretenden hacer compatible “el crecimiento económico con la conservación de los recursos y del medio ambiente”.

Dentro de esa doble intención, han llevado a cabo dos importantes proyectos para garantizar el abastecimiento de agua en todo el territorio. Se trata del bitrasvase, que pretende obtener el agua en los meses que más abundantes, para luego devolverla a su lugar de origen; y la autovía del agua, como infraestructura hidráulica estratégica a la que se incorporarán todas las fuentes de agua existentes, y que sirve de interconexión de todas las cuencas cantábricas.

Asimismo, Revilla ha querido recordar a los dirigentes valencianos los aspectos básicos de la medida adoptada por su ejecutivo. “Hay que aclarar que no hay ningún trasvase. Nosotros lo que hacemos es coger 26 hectómetros cúbicos de agua, en el mes de julio y agosto, y a partir del 1 de septiembre devolverlo. Es un bitrasvase, es un préstamo en la época que más agua hay”, ha explicado.

El agua, elemento fundamental en la exposición, tiene que cumplir, en palabras del presidente cántabro, dos requisitos: “para que nos demos cuenta que el agua tiene que ser solidaridad y que tiene que ser sostenibilidad”. En este sentido, ha querido resaltar el papel que debe jugar la exposición para cambiar la actitud y sensibilizar a la población más joven de la necesidad de un consumo responsable.

Acompañando a la ministra y al jefe del gobierno cántabro han estado la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Dolores Gorostiaga; el delegado del Gobierno en la región, Agustín Ibáñez; el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio García; así como diversos consejeros, directores generales y presidentes de instituciones.

Importancia para Zaragoza

Tanto Salgado como Revilla han querido resaltar el gran nexo de unión existente entre las dos capitales, como supone el río Ebro. Se trata de “un río que nace en Cantabria. Para llegar aquí, desde los Picos de Europa, atraviesa territorios de varias Comunidades, allí forma paisajes, da de beber a miles de personas, nutre y riega suelos, alimenta la industria, genera energía, crea actividad económica y cultural”, tal y como ha manifestado la ministra.

Numerosos cántabros han acudido hoy a visitar la muestra

Para Revilla, este “gordo de la lotería” que supone la organización de la Expo, es una alegría especial que se celebre en Zaragoza. Esto es debido a que ambas regiones “tienen un cordón umbilical, o unas venas, que van llenas de agua, de agua solidaria, que nace allí, exactamente a 4 kilómetros de donde yo nací”, ha explicado.

Pabellón ilustrativo

Como si de una gran cueva se tratara, el Pabellón de Cantabria en la Expo sumerge, desde el principio del recorrido, a los visitantes en el contenido hidrológico de una región que ha apostado por esta materia como uno de los ejes principales de sus planes de actuación.

Por ello, después del vídeo ilustrativo de los paisajes más representativos de Cantabria, donde se combinan mar y montaña, se accede a una sala con una enorme maqueta de su territorio. Es allí, mediante pulsadores, donde los visitantes pueden conocer la gran cantidad de elementos geográficos que tiene la Comunidad, desde el nacimiento de sus ríos hasta la situación de sus elementos más característicos.

De la misma manera, y para complementar esa información geoespacial, se presentan ante los turistas como una región solidaria, que abraza el agua dulce y salada, con un tesoro por descubrir en sus aguas subterráneas, que supone un mar de sensaciones, que es la cuna del Ebro y proporciona el agua para las masas.

En otra sala muestran el uso que dan al agua en la industria. Allí se puede comprobar, desde la ferrería de Cades, pasando por la pisa de Ledantes y la forma de obtener energía hidráulica en las diversas actividades del sector secundario.

Se trata, en definitiva, de conocer todas las fases del ciclo del agua en Cantabria, desde que nace en las montañas, pasando por los diversos ríos, el consumo humano y el uso en las actividades industriales, para concluir, definitivamente, vertiéndose en uno de los tres mares a los que lleva agua.