Las brigadas municipales ya trabajan en reducir las afecciones de la nevada en Zaragoza

Se han movilizado diferentes equipos que han esparcido sal en los accesos a los principales hospitales, en diferentes viales de la zona sur de la ciudad, puentes y entornos del Ebro y barrios rurales
natalia-chueca
photo_camera Los equipos de Bomberos y Protección Civil están realizando seguimiento de las principales arterias de la ciudad para intervenir y evitar acumulaciones de nieve.

Los servicios municipales y sus contratas continúan trabajando durante toda la tarde para reducir las afecciones causadas por la nevada. Se han movilizado diferentes equipos que han esparcido sal en los accesos a los principales hospitales, en diferentes viales de la zona sur de la ciudad, puentes y entornos del Ebro y barrios rurales. Están movilizados, entre otros, Policía Local, Infraestructuras, Bomberos y Protección Civil, Limpieza Pública o Movilidad.

En cuanto al transporte público, la nieve ha causado afecciones en barrios como Torrero, Distrito Sur u Oliver, donde ha sido necesario desviar diferentes líneas de autobuses o cancelar parte de sus recorridos. La circulación en los cinturones de la ciudad no se ha visto afectada. Los equipos de Bomberos y Protección Civil están realizando seguimiento de las principales arterias de la ciudad para intervenir y evitar acumulaciones de nieve.

Las circunstancias de esta nevada constituyen una situación excepcional pero no de emergencia, por lo que no ha sido necesario activar el Plan de Emergencia Municipal. La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca están haciendo seguimiento de la situación desde el Parque de Bomberos número 1 junto a la concejal de Bomberos y Protección Civil, Ruth Bravo.

A lo largo de los últimos días se había realizado acopio de sal en previsión de nevadas y se había procedido a su distribución a lo largo de diferentes puntos y a la movilización de los diferentes servicios municipales.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se hace un llamamiento a la prudencia y evitar los desplazamientos que no sean imprescindibles.