El Banco de Alimentos de Aragón atendió a más de 20.000 personas en 2011

El Banco de Alimentos de Aragón atendió, el pasado 2011, a más de 20.000 personas y distribuyó un total de 1,6 toneladas de productos, valorados en dos millones de euros. La demanda de este servicio ha crecido, pero también lo hace la solidaridad. Desde su traslado a Mercazaragoza ha aumentado considerablemente la cantidad de alimentos recolectada.

Zaragoza.- Unas 20.000 personas atendidas y 1,6 toneladas de productos alimenticios valorados en más de dos millones de euros. Es el balance en cifras de 2011 del Banco de Alimentos de Aragón. La demanda de este organismo ha crecido, pero también ha aumentado la solidaridad ya que las donaciones se incrementan año a año.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha ensalzado el trabajo del organismo. Tras conocer los datos aportados, ha indicado que “realizan una labor ejemplar”, ya que se ha incrementado la aportación en un 34% de un año para otro, lo que ha calificado como “particularmente positivo”.

En 2008 el Banco de Alimentos se trasladó a Mercazaragoza y desde entonces ha aumentado considerablemente la cantidad de alimentos recolectada. Tanto es así, que tienen previsto concederles un pabellón específico.

En este sentido, el presidente del Banco de Alimentos de Aragón, Antonio Tomás, ha explicado que en 2009 sacaron 764.000 kilos y en 2011 la cifra alcanzó 1.624.641 kilos. Unos datos que, tal y como ha manifestado Tomás, “evidencia los beneficios que ha supuesto”. Además, Belloch ha recibido un diploma por el que ha sido nombrado presidente honorífico del Banco de Alimentos.

El alcalde de Zaragoza ha recorrido los 500 metros cuadrados de espacio destinado al almacenaje, los 120 metros cuadrados de instalaciones frigoríficas y en los 25 metros cúbicos de la cámara congeladora, que han permitido distribuir en el año pasado 1.627.668 kilos de comida (un equivalente monetario de 2,1 millones de euros) a cerca de 20.000 personas a través de 30 entidades benéficas. En este trabajo, en el que confluye la generosidad de las 60 entidades que realizan aportaciones al banco, además de innumerables particulares, es fundamental la labor de 40 voluntarios, profesionales jubilados en su inmensa mayoría, que hacen posible el funcionamiento de esta iniciativa.

Pie El Banco de Alimentos de Aragón repartió, en 2011, más de 1,6 toneladas de productos
El Banco de Alimentos de Aragón repartió, en 2011, más de 1,6 toneladas de productos

Premio Príncipe de Asturias

Por eso, el alcalde Belloch ha dirigido una carta a la Fundación Príncipe de Asturias destacando “la magnífica labor” del personal voluntario que trabaja en la capital aragonesa que, “con su entrega diaria, es alivio para nuestros vecinos más necesitados y ejemplo de solidaridad para todos los ciudadanos”. Asimismo, Belloch considera en su misiva que la concesión del premio al Banco de Alimentos “serviría de inspiración para toda la sociedad española y para el mundo entero”. De esta manera, el primer edil de Zaragoza avala la iniciativa del presidente de Carrefour España, Rafael Arias Salgado, quien propuso a la Federación Española de Bancos de Alimentos, como candidata al premio junto con las conferencias de San Vicente de Paúl.

El Banco de Alimentos es una iniciativa solidaria que acumula una trayectoria de quince años, de los que diez han sido en forma de fundación y desde el mes de marzo como Banco de Zaragoza, desgajado del de Huesca y Teruel.

El Banco recibe alimentos de los mayoristas que trabajan en Mercazaragoza, que deciden entregarle sus excedentes, de los cursos de formación de Mercazaragoza, de los supermercados, de empresas agroalimentarias, de las colectas que se hacen en las tiendas en las que los particulares pueden participar con entregas puntuales (también, el año pasado, por vez primera se llevó esta iniciativa a las piscinas municipales), de los hortelanos locales, de transportistas y a través de los excedentes del Fondo Español de Garantía Agraria.

Esta organización, como las otras 52 que existen en diferentes puntos de España, no trabaja de manera directa con los particulares, sino que distribuye los alimentos donados a las instituciones, ONGs y comedores sociales (El Carmen, el Refugio, San Antonio, Siervas de María, Siervas de Jesús), que se encargan de llegar hasta las personas que puedan atravesar situaciones de necesidad.