El Ayuntamiento de Zaragoza niega que haya irregularidades en las adjudicaciones relacionadas con el caso Becerril

El vicealcalde de la capital aragonesa, Fernando Gimeno, ha negado que haya irregularidades en las adjudicaciones relacionadas con el caso Becerril. La Intervención General del Ayuntamiento de Zaragoza ha concluido que los contratos de Zaragoza Vivienda, entre julio de 2007 y abril de 2009, se llevaron a cabo conforme a la normativa.

Zaragoza.- El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha negado que se hayan producido irregularidades en la adjudicación de contratos relacionados con el caso Becerril. El informe de la Intervención General del Ayuntamiento de la capital aragonesa ha concluido que los contratos llevados a cabo por Zaragoza Vivienda, entre julio de 2007 y abril de 2009, se ajustaron a la normativa.

En este sentido, Gimeno ha asegurado que “no hay ninguna adjudicación efectuada por Zaragoza Vivienda a esas empresas que aparecieron en su día y que ahora sus responsables están imputados por delitos fiscales”. El vicealcalde ha explicado también que “no ha habido ninguna actuación del señor Becerril intentando modificar el criterio del Consejo de Administración”.

El Ayuntamiento de Zaragoza solicitó la auditoría de la Intervención General ante la posible vinculación de Antonio Becerril, ex teniente de alcalde de Infraestructuras y Participación Ciudadana, con la presunta trama de la “Operación Molinos”.

Sin irregularidades

Por otra parte, el consejero municipal de Hacienda, Economía y Régimen Interior, Francisco Catalá, ha indicado que el informe ha establecido que los procedimientos de publicidad, adjudicación y calificación se han llevado a cabo en función de la normativa. “No ha habido ninguna irregularidad en ninguno de ellos”, ha añadido.

Con respecto a una posible vuelta de Antonio Becerril al Ayuntamiento de Zaragoza, Gimeno ha asegurado que “hasta que no se termine toda la situación judicial, no creo que el alcalde tome una decisión”. Por otra parte, la Intervención General ha estudiado 48 contratos mayores y 236 menores. Catalá ha explicado también que se han detectado 30 contratos con fraccionamiento.

El consejero municipal de Hacienda, Economía y Régimen Interior ha indicado también que 13 de ellos “se contrataron por gremios, la propia sociedad hizo la obra y salió más económico que si lo hubiera hecho una empresa en su conjunto”.

Catalá ha añadido que “la Intervención considera que quizás se hubiera tenido que hacer a una sola empresa y no fraccionando, pero se logró el efecto de producir un ahorro y eficacia”.