El Ayuntamiento de Zaragoza, abierto a colaborar en la reconstrucción de la Torre Nueva

La plaza de San Felipe podría recuperar en un futuro la desaparecida Torre Nueva. El responsable municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, se ha pronunciado este lunes ante la propuesta de la Fundación Ingenio Azul de reconstruir este histórico edificio en el mismo emplazamiento en el que fue demolido por la piqueta y ha apuntado que estarían dispuestos a colaborar.
plaza-san-felipe1
photo_camera Una escultura observa el lugar donde se levantaba la histórica Torre Nueva en la plaza de San Felipe

La plaza de San Felipe podría recuperar en un futuro la desaparecida Torre Nueva. El responsable municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, se ha pronunciado este lunes ante la propuesta de la Fundación Ingenio Azul de reconstruir este histórico edificio en el mismo emplazamiento en el que fue demolido por la piqueta y ha apuntado que estarían dispuestos a colaborar.

Durante la Comisión de Urbanismo, Serrano ha explicado que no hay proyecto de “manera oficial”, pero están siguiendo la propuesta de Ingenio Azul con el “máximo interés”. “Estamos muy interesados en lo que nos proponga el mecenas y estaríamos encantado de que el sueño, que sería el sueño de toda la ciudad, se pudiera hacer una realidad”, ha apuntado y ha insistido en que el Consistorio “colaboraría” una vez que se materialice la idea en un proyecto.

“Es ilusionante la idea pero hay que ver un proyecto concreto. Nosotros ayudaremos en lo que tengamos que ayudar. Si hay un arranque definitivo, nosotros ayudaremos”, ha insistido.

Serrano ha respondido así a la pregunta del portavoz de Vox, Julio Calvo, que ha pedido información a Serrano sobre la evolución de esta propuesta. Calvo ha solicitado a Serrano que garantice a la Fundación Ingenio Azul “que no habría problemas de planteamiento urbanístico”. Serrano ha contestado que el Gobierno de Zaragoza “tiene que ser prudente y trabajar con rigor”.

La Torre Nueva fue la más famosa torre mudéjar de la capital aragonesa. Estuvo ubicada en la plaza de San Felipe, junto al Torreón de Fortea. La torre fue construida en la ciudad durante el siglo XVI y el Ayuntamiento decidió demolerla en 1892, justificando la decisión por la inclinación y la presunta ruina de la obra.

La decisión de derruirla contó con la oposición de parte de la población zaragozana, pero los esfuerzos por salvarla de la piqueta fracasaron.