El Ayuntamiento urge a la DGA la firma del convenio para usar la tarjeta ciudadana en buses rurales

El área de Servicios Públicos urge a la DGA la firma del convenio para utilizar la tarjeta ciudadana en los autobuses rurales, que debería haberse cerrado este miércoles en la reunión del Consorcio Metropolitano de Transportes. En la Comisión de Servicios Públicos se han reclamado asuntos como la implantación del bono taxi.

Zaragoza.- El convenio para que los ciudadanos puedan utilizar la tarjeta ciudadana en los barrios rurales ya está listo para firmar, pero todavía no se ha cerrado. Era una de las cuestiones previstas para la reunión que el Consorcio Metropolitano de Transportes mantuvo este miércoles. Sin embargo, se aplazó porque desde la Consejería de Obras Públicas, que dirige Rafael Fernández de Alarcón, “se quería estudiar algo más”, según ha asegurado este jueves la responsable de Servicios Públicos, Carmen Dueso. La concejal entiende que “sea nuevo en el cargo y quiera revisar algunos puntos”.

Eso sí, urge a la DGA que “no tarde más de 48 horas en resolverse porque es una ventaja para los ciudadanos, que tienen todo el derecho del mundo”. Dueso ha confiado en que esa revisión sólo se deba a que “era el primer Consorcio y era el inicio”.

El transporte de autobús de los barrios rurales registra al año alrededor de tres millones de usos y en Zaragoza hay cuatro empresas operadoras que prestan servicio a esos barrios rurales. Según Dueso, no hay inconvenientes económicos ni técnicos para la implantación de ese servicio y no supondría ningún coste al Ayuntamiento.

Servicios Públicos y Acción Social

El grupo municipal del PP ha reclamado en la Comisión de Servicios Públicos y Acción Social de este jueves que se implante el servicio de bono taxi para las personas con movilidad reducida, una medida que, a juicio de los populares, serviría también para impulsar el sector del taxi en la ciudad.

“Lo pedimos desde 2006 y la respuesta del Ayuntamiento es que lo estudiarán”, ha apuntado el concejal del PP Sebastián Contín, que ha insistido en que “se van a dejar los codos pelados de tanto estudiar”.

Según el edil, el servicio de bus para Personas con Movilidad Reducida (PMR) “tiene un coste de 1,8 millones de euros al año” y solo hay inscritas “2.000 personas a este servicio”, cuando podrían beneficiarse “unas 6.500”, ha matizado.

Contín también ha exigido mejoras en el servicio Bizi de Zaragoza y su extensión a barrios como Oliver. Por otro lado, el concejal popular se ha referido al posible recorte de tiempo para los transbordos, lo que “destrozaría” la concepción de movilidad, aunque prefieren esperar a tener más datos para seguir haciendo valoraciones.

Desde CHA han propuesto que los tres autobuses de hidrógeno que se utilizaron durante la Expo se usen para Valdespartera, porque allí está la hidrogenera y hay tres lanzaderas. “Éstas se pueden sustituir por los buses de hidrógeno aunque en principio el Ayuntamiento ha dicho que no porque esos buses no son del Consistorio, son lentos y tienen un coste”, ha explicado la concejal de CHA Leticia Crespo. No obstante, en los pliegos de la próxima contrata de transporte público se tratarán de incluir cláusulas medioambientales.

Por otro lado, CHA ha conseguido desbloquear también la convocatoria de Cooperación mediante una modificación del crédito de más de tres millones de euros, que se podrán empezar a invertir en más de 80 proyectos de distintas organizaciones que trabajan en esta materia.