El Ayuntamiento prohíbe a los padres imputados por insultos racistas acceder a cualquier instalación deportiva municipal

Los padres imputados por proferir insultos racistas este fin de semana en un partido infantil de fútbol no podrán acceder a ninguna instalación deportiva municipal. Es la decisión que ha tomado el Ayuntamiento amparándose en el Reglamento de instalaciones deportivas. Se trata de una medida cautelar, hasta que se emita la sentencia.

Zaragoza.- El Ayuntamiento de Zaragoza ha prohibido el acceso a cualquier instalación deportiva municipal a los dos padres detenidos este fin de semana por proferir insultos racistas a Mamadou Sow, el joven que arbitraba el partido de fútbol que disputaban sus hijos, de categoría Alevín. No podrán entrar a estos equipamientos, de manera cautelar, hasta que el juez emita la sentencia.

Así lo ha anunciado el concejal delegado de Deportes, Pablo Híjar, amparado en el Reglamento de instalaciones deportivas que establece que se aplicará multa de entre 1.000 y 3.000 euros, además de privación de derechos de usuario y de utilización de las instalaciones de uno a cinco años, las infracciones muy graves que supongan "actitudes, conductas y exhibición de simbología que sea discriminatoria en razón de la condición sexual, racistas o xenófobas o que fomenten la violencia en el deporte".

"El Reglamento nos permite actuar", ha insistido Híjar, quien ha querido avisar a todos los padres y madres que persistan en este tipo de comportamientos de que "se van a encontrar con la prohibición expresa del Ayuntamiento, no sólo para entrar a la instalación donde se produzcan los hechos, sino a todas las municipales".

Ni piscinas, ni pabellones, ni cualquier otra instalación municipal permitirán el acceso de estas dos personas hasta que se emita la sentencia. "Será el juzgado el que determine la responsabilidad, pero nosotros con carácter cautelar vamos a imponer las sanciones necesarias", ha explicado. Eso sí, también ha concretado que, una vez cumplida la sentencia que se aplique, "no exime que el Ayuntamiento mantenga o no las sanciones propias".

Al mismo tiempo, Híjar ha querido dejar claro que el Club Atlético de Ranillas se ha comportado "perfectamente" y ha agradecido al resto de padres y madres el comportamiento de "rechazo frontal" a esta situación. Un hecho que es "más triste si cabe", ha dicho Híjar, al tratarse de categorías de iniciación "donde los niños deberían tener otro tipo de estímulos".

El concejal delegado de Deportes también ha hecho hincapié en que este tipo de sanciones, "en nuestra opinión, nunca irán contra los chicos y chicas, porque los hijos de la gente que ha protagonizado este incidente no deben ser los paganos de la actitud de sus padres". 

Más en ZARAGOZA