El Ayuntamiento pondrá en marcha un canal interno de denuncias para luchar contra la corrupción

El Ayuntamiento estará obligado a enviar un acuse de recibo en siete días como máximo y, en otros diez días, deberá determinarse si se admite o no la queja
La propuesta, aprobada a través de una moción plenaria del Grupo Municipal de Vox, ha sido acogida por el Ayuntamiento y se aprobará mañana martes 26 de marzo
photo_camera La propuesta, aprobada a través de una moción plenaria del Grupo Municipal de Vox, ha sido acogida por el Ayuntamiento y se aprobará mañana martes 26 de marzo

Con el objetivo de luchar contra la corrupción y analizar las posibles irregularidades, el Ayuntamiento de Zaragoza pondrá en marcha un canal interno de denuncias e infracciones normativas. Con este buzón busca perseguir la transparencia que debe tener la administración pública y la defensa de las buenas prácticas de la plantilla de trabajadores del Ayuntamiento.

La propuesta, aprobada a través de una moción plenaria del Grupo Municipal de Vox, ha sido acogida por el Ayuntamiento y se aprobará mañana martes 26 de marzo. El concejal de Vox, Armando Martínez, ha expresado que de esta manera se asume también la normativa europea que obliga a implantar un canal interno. El objetivo es la protección de las personas que, en un contexto laboral, sospechen de algunas acciones que puedan ser infracciones o delitos de cualquier índole. Es decir, asuntos relacionadas con la contratación, prevención del blanqueo de capitales, protección del medio ambiente, salud pública o protección de la privacidad y los datos personales, además de otros motivos.

Este novedoso buzón telemático que pretende vigilar acciones indebidas en el Gobierno de Zaragoza, puede involucrar o ser informado por todos los trabajadores de la administración, así como autónomos, personas que pertenezcan a órganos de gestión e incluso estudiantes en formación. Para poder hacer uso de este servicio, los usuarios tendrán una dirección de correo electrónico, un teléfono, correo postal, un buzón en la web municipal, además de medios como la videoconferencia e incluso a la presencial. De cualquier manera, los informantes tienen el derecho “de mantener el anonimato”, ha manifestado el concejal de Transformación Digital y Transparencia, Miguel Ángel García Muro.

Cuando la información sea recibida por el Ayuntamiento, este estará obligado a enviar un acuse de recibo en siete días como máximo y, en otros diez días como máximo, deberá determinarse si se admite o no la queja. Los responsables del canal interno podrán tomar las medidas necesarias para comprobar la veracidad de los hechos denunciados. Una vez estudiados, se archivarán, se pondrán en conocimiento de la autoridad competente o el Ministerio Fiscal o, incluso, se abrirá un procedimiento sancionador. Asimismo, el denunciante recibirá actualizaciones desde el momento en que se registre y tendrá que resolverse la situación en un plazo máximo de tres meses desde su conocimiento por parte del consistorio.

El concejal de Vox, Armando Martínez, ha manifestado que este canal interno ayudará a “mitigar esa imagen negativa que los ciudadanos tienen del Ayuntamiento como consecuencia de los escándalos a los que estamos últimamente y desgraciadamente acostumbrados”.