El Ayuntamiento estudia volver a cerrar los centros de mayores en verano

Acción Social estudiará la posibilidad de volver a cerrar los centros de mayores durante los fines de semana del verano. Su responsable, Roberto Fernández, asegura que si ven que la utilización es mínima se tomará la "medida para ahorrar y preservar la calidad". El PP la tacha de "injustificada, insolidaria y antisocial".

Zaragoza.- La Consejería de Acción Social estudiará la posibilidad de volver a cerrar los centros de mayores durante los fines de semana del verano. Su responsable, Roberto Fernández, asegura que si ven que la utilización es mínima se tomará esta “medida para ahorrar y preservar la calidad” de este servicio. El PP ha tachado esta posibilidad de “injustificada, insolidaria y antisocial”.

Durante la Comisión Plenaria de Acción Social y Deportes, el concejal del Partido Popular, Miguel Ángel Velilla, ha preguntado si se iba a repetir el cierre de doce centros de mayores durante los fines de semana de los meses estivales como ya tuvo lugar el año pasado.

Velilla ha recordado que el equipo de gobierno justificó la medida entonces por la baja asistencia, un 60% menos de usuarios, y un ahorro de unos 60.000 euros. “¿Este año también van a decir que los mayores se van de vacaciones y se tomará esta medida tan insolidaria?”, ha cuestionado.

Roberto Fernández ha explicado que es el número de usuarios en estas instalaciones el que determina su apertura. Por ello, ha insistido en que durante los meses de verano la utilización es mínima “y los servicios municipales así lo atestiguan”.

En este sentido, ha apuntado que cuando lleguen julio y agosto y comprueben la mínima utilización de estos servicios se cerrarán para “preservar la calidad y para ahorrar”. “Sin que haya utilización, es derrochar el dinero. Es de sentido común y no merece mucho análisis”, ha recalcado.

Por su parte, Velilla ha insistido en que el año pasado no avisaron de esta medida y que, incluso, se les presentaron 450 firmas de las juntas directivas de mayores para que permanecieran abiertos.

“Son medidas que fueron injustificadas, insolidarias, antisociales y poco eficaces. Un año más tarde, los centros de mayores vuelven a estar en la antesala de cierre y todavía desconocen la decisión final. Esperamos que rectifiquen y tengan sensatez”, ha puntualizado Velilla.