Aprendizaje, diversión y solidaridad: un Zaragoza Florece más allá de las flores

Zaragoza Florece también abarca demostraciones de floristas, talleres de compostaje para los más pequeños o ventas destinadas para fines benéficos
Diversión y aprendizaje en Zaragoza Florece.
photo_camera Diversión y aprendizaje en Zaragoza Florece.

Desde que se inauguró en 2021, Zaragoza Florece se ha convertido en uno de los grandes atractivos del año en la ciudad. Durante los cuatro días de feria, el Parque Grande o Parque José Antonio Labordeta se llena de color, música y aroma alrededor de la temática de las flores, además de inundarse cientos de personas que no se pierden la cita y disfrutan del ambiente y de la agradable decoración.

En esta cuarta edición, Zaragoza Florece ha llegado acompañado del buen tiempo en la capital aragonesa, lo que ha incentivado la presencia de muchos ciudadanos, que se han acercado hasta esta ubicación, ya sea para comprar o solo pasear. Todos ellos se mostraban encantados con el festival floral y destacaban lo “bien montado” que está, así como el ambiente o el “fuerte olor a flores”.

Las rosas, los tulipanes, claveles o macetas son las grandes protagonistas durante estos días, pero Zaragoza Florece se ha convertido en mucho más, un concepto más amplio y enriquecedor. Floristerías y flores, pero también foodtrucks, conciertos, libros, zonas para fotografiarse o diversas actividades. El programa de este festival incluye conciertos, como el de Fresquito y Mango que tendrá lugar este sábado, pero también actividades para todos los públicos con las que aprender o divertirse.

APRENDER A HACER UN RAMO

Una de las actividades de las que disfrutar durante este Zaragoza Florece es de las demostraciones en directo de varios floristas. En el espacio de la Nueva Arboleda todo el que lo desee puede descubrir cómo cuidar las flores y cómo realizar un ramo.

Este sábado muchos visitantes han acudido a los talleres de Carles J. Fontanillas y Miguel Ángel Delgado que explicaban paso a paso el proceso para elaborar un ramo de flores. Con mucha atención y con la mirada atenta disfrutaban de unos ramos que algún visitante definía como “precioso”.

Los mejores floristas enseñan a realizar un ramo de flores.
Los mejores floristas enseñan a realizar un ramo de flores.

Fontanillas, que se define como “maestro floral”, explicaba que lo que hacían en estas demostraciones es presentar ideas y que se dirigía tanto al público general como a estudiantes de floristas, que también estaban presentes en el Parque. Para estos presentan “formas de elaboración”, explican técnicas, tipos de flores y cómo combinarlas entre ellas. En este sentido, define que su intención es que “puedan sacar provecho”. Por otro lado, para el público general lo que intentan enseñar son conceptos más básicos, concretamente “cómo cortar la flor y mantenerla lo máximo posible”.

En resumen, Fontanillas señalaba cuál es el proceso para hacer un ramo: “Cuando somos floristas lo que hacemos primero es escoger la flor que queremos realizar, decidir si queremos un ramo romántico alegre o para difuntos. Después saber qué forma queremos y ya la manipulamos”.

DIVERSIÓN PARA LOS MÁS PEQUEÑOS

Los niños y niñas siempre tienen su lugar, su protagonismo. Una de las novedades de este año es el espacio Ecokids. Allí, cerca de la Fuente de Neptuno, los más pequeños se podían encontrar este sábado a las Tribus del Parque. Estos se mueven cada fin de semana por los parques de Zaragoza, pero este era especial. Uno de los miembros de la Tribu explicaba que habían desarrollado un taller específico para Zaragoza Florece sobre el compost con el que entretener y enseñar a los más pequeños.

Las Tribus del Parque entretienen a los más pequeños.
Las Tribus del Parque entretienen a los más pequeños.

Este defendía que el 50% de la basura que tiramos se podría compostar y que esta iniciativa es una buena forma de enseñarlo y concienciar. En la misma línea, uno de los padres presentes apuntaba que le parecía una buena actividad, ya que a su hijo le gusta “manipular la tierra y está disfrutando mucho”.

Además, en este espacio también hay una zona de juegos, en la que jugar, pero también convivir. Las caras de felicidad lo decían todo. “Nada más entrar tenemos niños bailando y sonriendo, vienen con mucha ilusión”, comenta el animador.

LA SOLIDARIDAD DE LA SOCIEDAD SAN VICENTE DE PAUL

La solidaridad no podía faltar en un gran evento como este. Muchos puestos y floristerías aprovechan la ocasión para aumentar sus ventas o darse a conocer. También es el caso de la Sociedad de San Vicente de Paul, cuyo espacio en la gran avenida del Parque es uno de los más atractivos por la originalidad de los productos. Todavía lo es más cuando conoces lo que hay detrás.

Los productos que ofrece la Sociedad San Vicente de Paul tienen fines benéficos.
Los productos que ofrece la Sociedad San Vicente de Paul tienen fines benéficos.

Una de las voluntarias de la Sociedad de San Vicente de Paul aseguraba que todo lo que se vende y se recauda es para fines benéficos. “La Sociedad se encarga de brindar ayudas a personas vulnerables y en la calle, como la educación básica, el idioma castellano o buscar la manera de insertarlos laboralmente”.

Igualmente, aseguraba que todo esto está elaborado por las propias voluntarias manualmente, dentro de las habilidades de cada una, y es reciclable. Se pueden encontrar desde cestos de hortensias, cuadros hechos con hojas secas, flores, ramas, cortezas, ramos o cosas de costura.