El Actur pierde población por séptimo año consecutivo mientras que el resto de distritos suben

Su población ha pasado de los casi 60.000 habitantes que había en 2016 a los 55.900 que marcan los últimos datos del padrón
actur-zaragoza
photo_camera El Actur es uno de los barrios más consolidados de la ciudad y dispone de una gran oferta de servicios y una buena conexión de transporte público

Uno de los principales distritos de la Margen Izquierda de Zaragoza, el Actur, lleva siete años perdiendo población, a diferencia de lo que ocurre en el resto de la capital aragonesa que ha ganado vecinos.

Los expertos coinciden en que el envejecimiento de los habitantes, la escasa inmigración, el alto precio de los pisos y la poca oferta de obra nueva y de alquiler en la zona son algunos de los principales motivos de la disminución poblacional del Actur.

No en vano, el Actur es uno de los barrios más consolidados de la ciudad y dispone de una gran oferta de servicios y una buena conexión de transporte público. Sin embargo, a diferencia de lo que está ocurriendo en Zaragoza, su población ha pasado de los casi 60.000 habitantes que había en 2016 a los 55.900 que marcan los últimos datos del padrón.

El presidente de la Asociación Vecinal, Actur-Rey Fernando, Paco Lázaro, ha explicado que cuando llegaron al barrio en los años 80 lo hacían en pareja y con hijos pequeños, generalmente unos cuatro. “Con el paso de los años, los hijos se han ido haciendo mayores, se han querido independizar y no encuentran pisos de nueva construcción, por lo tanto, se acaban marchando fuera”, ha señalado.

El origen de su nombre proviene de actuaciones urbanísticas urgentes, Actur, que eran las siglas del plan de 1968 que dio origen al puente de Santiago y al nuevo barrio de la margen izquierda del Ebro. Los vecinos han pedido más equipamientos municipales y mejoras en la escena urbana para revertir la situación y frenar este descenso que está a punto de cumplir una década. Por su parte, los expertos consideran necesario, para evitar la pérdida de población, realizar mejoras en las zonas urbanas y fomentar la rehabilitación de edificios para que ganen calidad.

En el último año, el resto de distritos de la ciudad ganaron población. Pero si se toman los datos del último lustro se aprecia pérdida de habitantes también en los barrios consolidados de Delicias, Casablanca, Almozara y Oliver-Valdefierro.