Siete dulces típicos de Zaragoza que son una auténtica delicia

Descubre en este artículo los siete dulces típicos de Zaragoza que deleitan a paladares y celebran la rica tradición culinaria de la Comunidad aragonesa
adoquines
photo_camera Entre los dulces de Zaragoza más preciados se encuentran los adoquines. Foto: Andrés García

Desde las laderas del Moncayo hasta las orillas del Ebro, Zaragoza está repleta de tradiciones y sabores que encantan a todos.

En este recorrido descubriremos los dulces típicos de Zaragoza: desde el tradicional adoquín del Pilar hasta las irresistibles frutas de Aragón.

Acompáñanos a sumergirnos en el dulce corazón de Zaragoza y a explorar sus delicias más emblemáticas.

  1. Frutas de Aragón
  2. Adoquines
  3. Reliquias de Santa Águeda
  4. Lanzón de San Jorge
  5. El manto de la Virgen
  6. Rosquillas de anís
  7. 5 de hojaldre

Frutas de Aragón

frutas-aragon
Las frutas de Aragón son muy populares como regalo típico

Hay un postre típico de Zaragoza que nunca falla en una sobremesa, son las frutas de Aragón

Se trata de frutas escarchadas o confitadas, como naranjas, cerezas, higos o melocotones, que luego son bañadas en chocolate negro. Estas frutas son muy populares como regalo típico, especialmente cuando se visita a amigos o se quiere hacer un detalle especial a nivel nacional e internacional.

Una característica distintiva de las frutas de Aragón es su envoltorio, que suele ser papel celofán de colores brillantes, lo que las hace aún más atractivas visualmente y apetecibles. Este tipo de dulce es muy apreciado tanto por su sabor como por su presentación, convirtiéndose en un símbolo gastronómico de la Comunidad de Aragón y un regalo popular para ocasiones especiales.

Adoquines

adoquines-zaragoza
Los adoquines son un souvenir muy popular

Entre los dulces de Zaragoza más preciados se encuentran los adoquines, son un souvenir muy característico y popular para quienes visitan Zaragoza. Como su nombre sugiere, se trata de bloques de caramelo que se asemejan a ladrillos.

Vienen en una amplia variedad de tamaños, desde los más pequeños a impresionantes bloques de hasta 5 kilogramos. Además, ofrecen una variedad de sabores típicos como naranja, fresa, limón y anís.

Lo más llamativo de los adoquines es su envoltorio, que generalmente presenta la imagen de la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza, y sus extremos están doblados para recordar la forma del cachirulo.

Pero la sorpresa no termina ahí: al abrirlos, te encontrarás con una pequeña sorpresa en su interior: la letra del estribillo de una jota, un género musical y danza tradicional de Aragón.

Reliquias de Santa Águeda

La pastelería donará parte de los beneficios de la venta de reliquias de Santa Águeda a la AMAC-GEMA
Las Reliquias de Santa Águeda se elaboran en honor a la patrona de las mujeres

Las Reliquias de Santa Águeda son un dulce tradicional que se elabora en honor a la patrona de las mujeres: Santa Águeda, cuya festividad se celebra el 5 de febrero. En esta fecha, es costumbre que los devotos acudan a la parroquia de Nuestra Señora del Portillo para venerar las reliquias de Santa Águeda.

Este dulce consiste en un pastel en forma de tetilla, relleno de trufa y nata, y cubierto con una capa de chocolate. Además, suele llevar una guinda en la parte superior como adorno.

La combinación de sabores y texturas, junto con la forma peculiar del dulce, lo convierte en un manjar muy apreciado durante las celebraciones en honor a Santa Águeda.

Lanzón de San Jorge

lanzon
El Lanzón de San Jorge es el dulce típico para celebrar el 23 de abril

El Lanzón de San Jorge es un dulce emblemático que marca el 23 de abril con un sabor único en cada rincón de Aragón. Este delicioso postre no solo celebra al patrón de la Comunidad, San Jorge, sino que también cautiva con su rica historia y arraigada tradición.

Su origen se remonta a 1982, cuando un grupo de pasteleros locales creó esta exquisitez que se ha convertido en un símbolo de la gastronomía aragonesa durante el Día de Aragón, siendo uno de los dulces más solicitados en la región.

El Lanzón de San Jorge seduce con una receta que combina hábilmente bizcocho embriagado con Licor 43, nata, yema tostada y turrón de Jijona. Además, incorpora elementos representativos de la cultura local, como la bandera de Aragón y la cruz de San Jorge, que le confieren un carácter distintivo y lleno de significado.

El manto de la Virgen

manto de la virgen
El manto destaca por su exquisito sabor y sencillez

El manto de la Virgen es un dulce tradicional que destaca por su sencillez en los ingredientes y su exquisito sabor. Aunque puede haber algunas variaciones entre las distintas pastelerías, los elementos básicos suelen ser los mismos.

Para preparar este delicioso postre se necesitan ingredientes simples: crema o nata (o incluso ambos según preferencia), hojaldre y yema de huevo. Opcionalmente, se puede añadir azúcar glass para dar un toque extra de dulzura.

La estructura del manto de la Virgen es bastante simple pero efectiva en su resultado final. Se comienza colocando una plancha de hojaldre fresco o bizcocho hojaldrado, sobre la cual se distribuye la crema pastelera o la nata. Luego, se coloca encima otra plancha de hojaldre para cerrar el dulce. Antes de montarlo, es importante pintar el hojaldre con yema de huevo para obtener ese dorado característico al hornearlo. Una vez ensamblado, se hornea y se rellena posteriormente.

Rosquillas de anís

rosquillas
Las rosquillas se remontan a la época musulmana

Las rosquillas de anís son un dulce tradicional muy popular en la provincia de Zaragoza y su capital, aunque su fama trasciende las fronteras de la Comunidad. Se trata de un postre con una larga historia, que se remonta a la época musulmana y que todavía tiene el aprecio de los amantes del dulce.

Los ingredientes básicos para preparar estas deliciosas rosquillas son anís, leche, aceite, azúcar, harina, levadura y huevos. La combinación de estos ingredientes da como resultado un dulce único, con un sabor característico y una textura esponjosa y suave.

Desde su llegada al territorio aragonés durante la época musulmana, las Rosquillas de anís se han mantenido como un clásico en la repostería local, siendo un símbolo de la tradición gastronómica de la región. Su popularidad perdura a lo largo del tiempo, y hoy en día se pueden encontrar en muchas pastelerías y hogares de Zaragoza y sus alrededores.

5 de hojaldre

lanava
El "5 de hojaldre" es un postre emblemático de la Cincomarzada. (Foto: Pastelería Nava)

El "5 de hojaldre" es un postre emblemático que se disfruta en Zaragoza el 5 de marzo, durante la celebración de la "Cincomarzada". Esta festividad conmemora el heroico comportamiento de los zaragozanos frente a un intento de ataque carlista en 1838. Para celebrar este evento, los habitantes de Zaragoza salen al Parque del Tío Jorge para disfrutar de un día de picnic y actividades al aire libre.

Una de las tradiciones más dulces de la "Cincomarzada" es saborear el "5 de hojaldre". Este postre consiste en un pastel de hojaldre en forma de número 5, relleno de nata. Su elaboración es relativamente sencilla pero su sabor es exquisito y su presentación es simbólica, ya que evoca la fecha de la festividad.

El "5 de hojaldre" se ha convertido en una parte integral de la celebración de la "Cincomarzada", añadiendo un toque dulce y festivo a la jornada. Es apreciado tanto por su delicioso sabor como por el significado histórico y cultural que representa para los zaragozanos.