Terminan las obras entre Paniza y Aladrén suprimiendo curvas peligrosas

Tras una inversión de 1,9 millones de euros, las curvas y cambios de rasante peligrosos se han eliminado en este tramo de casi 6 kilómetros
Terminan las obras entre Paniza y Aladrén suprimiendo curvas peligrosas
photo_camera Terminan las obras entre Paniza y Aladrén suprimiendo curvas peligrosas

La Diputación de Zaragoza termina el arreglo que conecta Paniza y Aladrén tras una inversión de 1,9 millones de euros. Las obras han permitido mejorar el trazado de ese tramo en la comarca de Campo de Cariñena suprimiendo las curvas y los cambios de rasante más peligrosos, además de ampliar la calzada hasta los siete metros de anchura.

Más adelante se procederá al arreglo del tramo Aladrén-Vistabella y de la carretera que conecta los pueblos de Vistabella y Cerveruela. Este proyecto está incluido en el nuevo programa de actuaciones que acaba de aprobar la Diputación y que comenzará este año con previsión de alargarse hasta 2027 con un presupuesto total de otros 2,7 millones de euros.

El arreglo del tramo de la CV-700 es el principal acceso a Aladrén y a Vistabella y conecta ambos municipios con la autovía A-23. En esta primera fase la Diputación de Zaragoza ha actuado en el tramo de 5,8 kilómetros comprendido entre el final de la travesía de Paniza y el principio de la travesía de Aladrén.

“Era necesario acondicionar esta carretera porque tenía solo cuatro metros de anchura, un trazado inadecuado que reducía la visibilidad y presentaba varias curvas peligrosas y un firme con deformaciones importantes”, destaca el diputado delegado de Recursos Agrarios, Vías e Infraestructuras de la Diputación de Zaragoza, Francisco Compés.

“Gracias a las obras ejecutadas hemos mejorado sensiblemente el trazado, hemos ensanchado la calzada hasta los siete metros y hemos renovado todo el asfalto”, señalaba el diputado delegado. También se han llevado a cabo diversas mejoras en el drenaje transversal y se ha renovado tanto la señalización vertical como la horizontal.

Las obras han afectado a una línea telefónica que discurre paralela a la carretera e incluso la cruza en varios puntos, lo que ha obligado a reponer varios tramos. Asimismo, la Cañada de Ganados de Zaragoza pasa por el tramo que une los dos municipios de la comarca, por lo que se ha colocado un marco prefabricado de hormigón para facilitar el paso de los animales por debajo de la carretera y reducir así el riesgo de accidente.

NUEVAS MEJORAS EN LA ZONA

La segunda fase de la mejora de la CV-700 permitirá acondicionar el tramo Aladrén-Vistabella y ya está en proceso de redacción del proyecto y de tramitación de las expropiaciones. “El nuevo plan de actuaciones en carreteras 2024-2031 prevé ejecutarla entre los años 2026 y 2027 con una inversión de 1,5 millones de euros”, ha explicado también el diputado delegado de Recursos Agrarios, Vías, Infraestructuras de la Diputación de Zaragoza, Francisco Compés.