Tarazona instalará siete depósitos de agua potable para repartir más garrafas

El Ayuntamiento ha repartido más de 45.000 litros hasta la fecha
photo_camera El Ayuntamiento ha repartido más de 45.000 litros hasta la fecha

El Ayuntamiento de Tarazona reforzará el reparto de garrafas a los vecinos de la ciudad con la instalación de siete depósitos de agua con una capacidad de 1.000 litros cada uno. Una medida del consistorio en colaboración con la Dirección General de Interior y la de Salud Pública y los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza que serán los encargados de rellenar los depósitos.

A lo largo de este viernes se espera que los depósitos estén instalados en los diferentes barrios y en el Parking Eguarás de la ciudad, y que para el fin de semana los vecinos puedan disponer de este servicio. El alcalde, Tono Jaray, ha indicado que esta medida surge para reforzar el reparto de garrafas de agua que el ayuntamiento ya estaba realizando y que continuará realizando. “Fue una medida excepcional que tomamos para aliviar la carga económica de las familias y ahora con el apoyo del Gobierno de Aragón pretendemos reforzar y facilitar el acceso a los vecinos a agua potable”, ha subrayado Jaray.

Mientras tanto, el consistorio sigue a la espera de los resultados de los análisis de las muestras de agua tomadas en diferentes puntos del rio Queiles a principios de esta semana.

MÁS DE 45.000 LITROS DE AGUA

Desde el pasado 20 de septiembre que se comenzó a repartir garrafas de agua entre la población, el ayuntamiento de Tarazona ha suministrado más de 45.000 litros entre sus vecinos a través de puntos como el recinto ferial o las asociaciones vecinales de los seis barrios de la ciudad (El Cinto, San Miguel, Tórtoles, Cunchillos, La Inmaculada y La Almehora). Los voluntarios de las cofradías, el Centro de Mayores del Moncayo, Cruz Roja o Cáritas han sido los encargados del reparto.

Además, también se han suministrado más de 2.000 litros de agua embotellada a colegios de la zona que cuentan con comedor escolar. Una medida que se suma al reparto de Cruz Roja Tarazona, que comenzó el pasado 12 de septiembre, y que ha conseguido hacer llegar más de 600 litros de agua a familias y vecinos vulnerables de la localidad.