Los vecinos de Tarazona y Torrellas ya pueden beber agua de boca

Se confirma la ausencia de ooquistes del protozoo Cryptosporidium y el resto de niveles de potabilidad están normalizados
Panorámica de Tarazona
photo_camera Se mantienen las recomendaciones en personas de riesgo

Los vecinos de los municipios zaragozanos de Tarazona y Torrellas ya pueden beber agua de boca de sus redes de abastecimiento, después de que se haya confirmado la ausencia de ooquistes del protozoo Cryptosporidium y de que el resto de niveles de potabilidad estén normalizados.

La red de abastecimiento de los otros dos municipios zaragozanos afectados por la contaminación de este agente patógeno, Los Fayos y Novallas, también están libres de la presencia de Cryptospodirum, si bien todavía el agua de sus localidades no es apta para el consumo.

En Los Fayos, se está pendiente de la regulación del cloro y en Novallas todavía no son aptos todos los parámetros bacteriológicos. No obstante, la previsión es que vuelvan a la normalidad en poco tiempo.

En las aguas de consumo de los cuatro abastecimientos (Tarazona, Torrellas, Los Fayos y Novallas), está confirmada la ausencia de ooquistes de Cryptosporidium, así como en la captación de aguas del río Queiles para estas cuatro localidades y en la captación de la Mancomunidad de Aguas del Moncayo.

Por otra parte, tras realizar un tratamiento de choque con biocida oxidante el fin de semana de 20 a 22 de octubre en los cuatro municipios para eliminar cualquier ooquiste que hubiera quedado adherido a las paredes de depósitos y tuberías de los abastecimientos, se estaba a la espera de recuperar los niveles adecuados de cloro en el agua (ya que el cloro desaparece en presencia del biocida oxidante) y obtener las analíticas de agua apta para consumo humano, después de que el tratamiento biocida hubiera removido materia orgánica adherida a los materiales en contacto con el agua.

Ha sido este jueves, 2 de noviembre, cuando se ha tenido la confirmación de que el agua es apta para el consumo en Tarazona y Torrellas, por lo que se levanta la restricción de consumo en esta jornada. Únicamente, se mantiene como recomendación para las poblaciones vulnerables (personas inmunodeprimidas, niños menores de 6 años y personas mayores).

Esta recomendación se extiende hasta que se disponga del tratamiento ultravioleta y se recomienda, en particular, a guarderías, centros de educación infantil y residencias de ancianos. La piscina cubierta de Tarazona también podrá entrar en funcionamiento.

Respecto a los Fayos y Novallas, se espera tener nuevos datos los próximos días.