Zaragoza rehabilita 288 viviendas sociales en el Actur y reduce consumo de luz y gas de sus vecinos

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, acompañada por el concejal delegado de Zaragoza Vivienda, José Miguel Rodrigo, han querido conocer de primera mano el resultado y hablar con los vecinos
Vivienda
photo_camera Uno de los bloques de viviendas rehabilitado en el Actur

El Ayuntamiento de Zaragoza ha finalizado las dos fases de la rehabilitación desarrollada en este edificio que data del año 1992 y que precisaba de una importante inyección económica para aislar la fachada de ladrillo caravista y para llevar a cabo otras acciones de mantenimiento en el exterior de los bloques.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, acompañada por el concejal delegado de Zaragoza Vivienda, José Miguel Rodrigo, han querido conocer de primera mano el resultado y hablar con los vecinos. La regidora ha destacado que estas obras han tenido un triple objetivo: “inversión en vivienda social, mejora de la vida de los residentes y la reducción de los consumos para conseguir el objetivo de ser una ciudad climáticamente neutra en 2030”.

Los trabajos han sido promovidos por la sociedad municipal Zaragoza Vivienda con una inversión de 4,2 millones de euros y una ayuda de 3,8 millones de los fondos NextGeneration EU.

En concreto, se ha renovado y aumentado el aislamiento el aislamiento térmico de los paramentos exteriores y de los forjados de separación con la cubierta y con la planta baja que no tiene uso de vivienda. Además, se han sustituido las carpinterías existentes por otras de mejores prestaciones acústicas y térmicas; y se ha aprovechado para sustituir luminarias de portales, porches y terrazas de viviendas por tecnología led, que mejora la iluminación y disminuye el consumo.

De esta manera se reducirán las emisiones de CO2 del edificio un 69% (pasando de E a C) y la demanda de la calefacción un 85% (pasando de E a B) y el consumo de energía primaria no renovable un 64% (pasando de E a C).

Un objetivo que quiso destacar especialmente Natalia Chueca, pues, tal y como recalcó “estamos viviendo un momento en el que la inflación está provocando verdaderos estragos en las familias y buena muestra de ello es que nos solicitan ayudas de urgencia para alimentación o para pagar los consumos de luz y gas”. “Somos el Ayuntamiento de Zaragoza y debemos de trabajar por mejorar la vida de nuestros vecinos en la medida que nos es posible y esta rehabilitación era posible hacerla”, ha añadido.

La alcaldesa se ha mostrado muy satisfecha porque el trabajo desempeñado por los técnicos de Zaragoza Vivienda “es tangible” como lo ha demostrado un estudio específico realizado por la Universidad de Zaragoza en estas 288 viviendas de la calle de Emmeline de Pankhurst, donde se ha comprobado que “los vecinos han visto reducir en un 50% el consumo de gas en invierno y un 20% la electricidad”.

A modo de ejemplo, según este análisis realizado en el marco del proyecto LocalREGEN, los salones de las viviendas han pasado de tener una media de 27,74ºC a 25,77ºC en el mes de junio y 15,43ºC a 17,09ºC en febrero. Esto ha derivado en que el porcentaje de vecinos insatisfechos era en verano del 97,8% pasando al 42% y en invierno del 99,1% al 5,8%.

En paralelo a esta rehabilitación, desde el área de gestión social de Zaragoza Vivienda se está aprovechando el impulso que supone esta importante mejora para trabajar aspectos relacionados con el buen uso y el cuidado de las zonas comunes. Se han realizado reuniones de comunidad de los vecinos y se ha recogido demandas como la de pintar los patios, que ya se está ejecutando. El próximo trabajo será el cambio de las farolas de las dos plazas interiores con tecnología Led, si bien se han añadido puntos de luz en los soportales, ya que ahí no había, aumentando la iluminación y, por ende, la seguridad.

29 MILLONES EN AYUDAS DESDE 2019

Desde Zaragoza Vivienda se están gestionando más de 29 millones de euros en ayudas para la rehabilitación residencial desde el año 2019, que benefician a 343 portales y 6.488 viviendas particulares. Estas generan una inversión total de 64 millones de euros y aproximadamente 110 empleos relacionados con el sector

Los barrios que más han hecho uso de estas ayudas han sido, teniendo en cuenta el número de viviendas beneficiadas, en primer lugar Delicias con 877 viviendas y una ayuda de 4,8 millones de euros, seguido de San José con 774 viviendas y una ayuda de 1,7 millones y en tercer lugar el barrio de Las Fuentes con 718 viviendas y una ayuda de 5,8 millones de euros.

REGENERACIÓN Y RENOVACIÓN URBANA

Entre estas ayudas destacar la gestión de ayudas específicas para el Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de la ciudad que beneficiarán a 344 viviendas y las ayudas que se están gestionando en el 2023 vinculadas a los Fondos Next Generation del Programa de barrios en los ámbitos de Las Fuentes, Aloy Sala y Balsas que beneficiarán a 210 viviendas y que contemplan además de la rehabilitación energética de los edificios la regeneración del espacio urbano. Además se está gestionando una ayuda específica a las 40 viviendas que participan en un proyecto europeo.

Las ayudas concedidas desde 2019 implican una inversión de 68.453.932,33 euros (la ayuda concedida alcanza la cifra de 35.218.805,07 euros, el resto es inversión privada).

SEIS MILLONES PARA LA REHABILITACIÓN PRIVADA

Además de la rehabilitación de viviendas sociales en las que el Área de Urbanismo, Infraestructuras, Energía y Vivienda ya está buscando nuevos proyectos de la ciudad, el Ayuntamiento de Zaragoza tiene presupuestados otros 6 millones para ayudas a la rehabilitación privada.

Estas estarán repartidas para comunidades de propietarios que buscan mejorar la eficiencia energética del edificio, pero no han sido cubiertas con los fondos NextGeneration EU; para mejoras en la accesibilidad de edificios; para sustituciones de bañeras por platos de ducha, y para posibilitar la financiación de las actuaciones en edificios en viviendas vulnerables.