Zaragoza realiza las primeras expropiaciones en El Gancho que permitirán desalojar okupas

Imagen de El Gancho
photo_camera Imagen de archivo de una calle de El Gancho.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha logrado formalizar las primeras expropiaciones del Plan Especial Pignatelli, en el barrio conocido como El Gancho. En concreto, un solar y dos edificios, uno ocupado y otro deshabitado, pasarán a manos municipales. Esta medida permitirá, por primera vez, al Consistorio iniciar los trámites judiciales para desalojar a okupas en la zona y frenar la degradación.

El responsable municipal de Urbanismo, Víctor Serano, ha destacado que estos nuevos pasos permiten avanzar contra la okupación ilegal relacionada con la delincuencia que sufre el barrio. Y es que, asegura, gracias a las expropiaciones, el Ayuntamiento podrá acudir a los tribunales como propietario de las viviendas.

En total se ha pagado casi 500.000 euros que permitirán en un futuro desalojar a okupas en la calle Ramón Pignatelli, en concreto en el número 76, uno de los edificios que más preocupación había levantado entre los vecinos.

Serrano ha subrayado que el Ayuntamiento luchará con la okupación ilegal relacionada con la delincuencia. “Nosotros queremos desalojar e intervenir en aquellas viviendas ocupadas en las que los vecinos, policía y este ayuntamiento sabemos que se producen actos delictivos. Queremos mandar ese mensaje potente que no lo vamos a permitir. Vamos a actuar, a diferencia de lo que se ha hecho en el pasado, y a demostrar que Zamoray-Pignatelli es un territorio hostil para todos aquellos que quieran practicar la delincuencia”, ha sostenido.

El edil de Urbanismo ha recalcado que el Gobierno municipal está actuando “firmemente y decididamente” contra la delincuencia “con la legalidad en la mano para que se consiga ayudar a los vecinos a poco a poco con los ritmos que la ley nos permite en el barrio de Pignatelli”. Serrano ha asegurado que el Ayuntamiento quiere alcanzar unas diez expropiaciones.

Estas actuaciones se suman a otros proyectos del Plan Especial Pignatelli como la renovación del alumbrado con casi 600 nuevas luminarias con tecnología led, que comenzará a ejecutarse próximamente.

Además continúa el proyecto de la residencia de Pontoneros que contempla 186 nuevas habitaciones, acompañado del graderío natural junto a la plaza de José María Forqué.