Zaragoza lanza una guía para mejorar mejorar la convivencia con las mascotas en hostelería

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre y razón no le falta ya que solo en Zaragoza hay cerca de 70.000 censados. Por ello, garantizar una buena convivencia entre nuestras mascotas en actividades cotidianas como ir a cenar o ir de compras es el objetivo que persigue conseguir el Ayuntamiento de Zaragoza con este manual de convivencia.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha presentado esta tarde la “Guía para ser pet friendly”, un manual de convivencia con mascotas en el comercio y la hostelería de nuestra ciudad.

Este trabajo ha sido diseñado por “Pipper on Tour”. Su responsable, Pablo Muñoz, ha participado en la presentación de esta tarde, celebrada en el café Doña Hipólita, acompañado, cómo no, por su simpática mascota, Pipper.

El manual ha sido desarrollado especialmente para Zaragoza por el Ayuntamiento en colaboración con FCC Medio Ambiente y podrá descargarse en la Sede Electrónica Municipal y las redes sociales municipales.

Tal y como se explica en la guía, la presencia de perros de compañía en las sociedades occidentales ha aumentado en los últimos años. En uno de cada tres hogares españoles ya hay, al menos, un perro.

Natalia Chueca ha recordado que “desde el Gobierno de Zaragoza están haciendo un importante esfuerzo para que nuestra ciudad sea, verdaderamente, “pet friendly”, favoreciendo la convivencia entre las personas que tienen mascotas y las que no”.

Esta guía ha sido diseñada junto a Pablo Muñoz quien recordaba que “Zaragoza es el faro que está iluminando al resto de la comunidad” y que junto a su famoso perro Pipper recuerdan que “en la guía se encontrarán muchas ideas prácticas para aplicar en la hostelería”.

Para ello se están creando espacios específicos en distintos parques, las zonas de esparcimiento canino, que son “espacios de suelta en los que los perros estén seguros y puedan disfrutar sin ataduras, lo que también es una ventaja para el resto de paseantes”. Concretamente actualmente hay más de 12 en la ciudad.

Chueca ha recalcado finalmente, las campañas de concienciación diseñadas “para que la presencia de mascotas no esté reñida con la limpieza del espacio urbano. Y además desde el ayuntamiento han regalado más de 60.000 botellas de agua con vinagre para que puedan recoger el pipi de sus mascotas.

Para atender a esta nueva realidad de la presencia de mascotas, comercios, restaurantes y alojamientos están adaptando sus servicios. Muchas personas organizan sus momentos de ocio en torno a su perro: acuden a zonas verdes, pasean por las calles y compaginan estas actividades con comer en un restaurante o entrar a un comercio a hacer un recado.

La integración de los perros de compañía en espacios públicos (espacios pet friendly) atiende a esta demanda social. Y, en la medida en que se haga más fácil el día a día de las familias con perro, ayudaremos a reducir un triste récord: en España se abandonan 100. 000 perros al año.

Chueca asegura que están trabajando en la posibilidad de ir con tu mascota a edificios municipales y concretamente “ya se puede hacer en el Ayuntamiento y en el Museo del Fuego”. Ha aprovechado además para animar a la gente a participar este domingo 26 de marzo en la andada canina para seguir con estas medidas de concienciación ciudadana.

ACCESO A LOCALES: LA NORMATIVA

La normativa de Zaragoza permite la presencia de perros de compañía en hoteles, pensiones, comercios y en establecimientos de restauración (si no acceden a zonas de elaboración de alimentos, como las cocinas). Es decir, que un bar o un restaurante puede decidir si admite o no perros de compañía en las zonas en las que se sirve comida.

Así lo refleja la Ordenanza Municipal sobre la Protección, la Tenencia Responsable y la Venta de Animales, de 2013. Además, en diciembre de 2022 el Real Decreto 1021/2022 confirmó el derecho de los hosteleros españoles a decidir si admiten o no mascotas en los comedores, las mesas del bar y/o las terrazas.

Esta norma nacional solo exige que el local informe a los clientes de los requisitos de acceso con animales domésticos (o se señale que está prohibido); que la mascota esté sujeta por una correa, en un transportín o controlada por otro medio; que el animal presente un comportamiento e higiene adecuados; y que se evite que los animales entren en contacto con las superficies de las mesas y con el personal.

Esta información se refiere a perros de compañía, ya que los perros de asistencia, como los que acompañan a personas invidentes, y los de seguridad ya tienen derecho a acceder a todos los locales. “Esta guía -ha dicho Chueca- quiere ayudar a despejar dudas, para animar tanto a los propietarios de mascota como a los de locales comerciales a fomentar esa convivencia”. El manual da consejos útiles a ambas partes.

A los propietarios les orienta sobre el comportamiento y circunstancias que deben rodear su visita a un local comercial, mientras que a los responsables de estos últimos les ofrece un amplio abanico de modelos de “acogida” para que tanto mascotas como propietarios puedan disfrutar juntos de la estancia.