Zaragoza destinará 40 millones a la nueva Romareda, de los que 15 serán aportación monetaria

Imagen de La Romareda
photo_camera El Ayuntamiento pondrá 40 millones

El Ayuntamiento de Zaragoza destinará 40 millones de euros a la sociedad mercantil con la que se construirá la nueva Romareda, de los que 24,5 corresponderán al suelo y 15,5 serán aportaciones monetarias que se incluirán en los Presupuestos de la ciudad durante cinco años, entre 2024 y 2028. Además, el Gobierno de Aragón pondrá, de inicio, 20 millones, y el Real Zaragoza, el proyecto y una parte económica.

Con ello, el Ayuntamiento cubre su parte de la sociedad mercantil de propósito singular con la que se afrontará la construcción del estadio y se ofrecerán las garantías suficientes a la RFEF para que la ciudad mantenga sus opciones de ser sede del Mundial 2030. Así, de los 140 millones de euros en los que se ha estimado la construcción del estadio, la mitad será capital social, mientras que el 50% restante se logrará mediante financiación externa.

En concreto, las tres partes participarán a partes iguales en la entidad, que será la que gestione el estadio durante 75 años, para después volver a ser propiedad íntegra de la capital aragonesa. La rúbrica del protocolo para la construcción de la nueva Romareda tendrá lugar este viernes, a mediodía, en el Ayuntamiento, con la participación de la alcaldesa, Natalia Chueca, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, y el director general del Real Zaragoza, Raúl Sanllehí. Tras la firma, se espera que tanto el Ejecutivo autonómico como el club desvelen más detalles de sus aportaciones económicas, que completen el mapa de la financiación del estadio.

Ha sido la propia Chueca quien ha explicado ante los medios de comunicación los detalles de la aportación del Ayuntamiento a esta sociedad. Una vez firmado el protocolo, el siguiente paso será constituir la sociedad, que se espera que esté tramitada antes de fin de año. “Hemos encontrado una fórmula jurídica para tener el estadio en tiempo. Vamos a iniciar los trámites para formar la sociedad mercantil antes de fin de año. Se va a aprovechar todo el trabajo, como la modificación del PGOU y el anteproyecto del Real Zaragoza”, ha resaltado la alcaldesa, que ha tendido la mano a Vox y PSOE para sacar adelante el estadio.

VOX Y PSOE, CON DUDAS SOBRE EL IMPACTO DE LA DEUDA

La alcaldesa ha comparecido tras presidir una Junta de Portavoces en la que se han explicado estos detalles a los grupos municipales. El portavoz de Vox, Julio Calvo, ha apoyado la construcción de una nueva Romareda, pero con la duda de cuál será el impacto sobre la deuda del Ayuntamiento. “Habíamos preferido que no le costara un euro a los zaragozanos, pero esa premisa se nos ha ido al traste. No es la mejor solución ni la que hubiéramos deseado, pero es asumible para la ciudad”, ha expresado.

Asimismo, la socialista Lola Ranera ha mostrado su “decepción” por la tardanza en haber convocado esta Junta de Portavoces, en la que la información ha llegado “cerrada, empaquetada y sin papel”, y ha dudado sobre “a quién se le imputa este gasto”. “Esta ciudad necesita un campo de fútbol y lo vamos a construir. La sede del Mundial es una oportunidad, pero, aunque no la hubiera, Zaragoza necesita campo. Ahora hay que ver cómo lo construimos”, ha afirmado.

Por su parte, la portavoz de Zaragoza en Común, Elena Tomás, se ha desmarcado del proyecto, que ha calificado como “el cuento de la lechera” con “tintes de película”. “No somos determinantes, pero nos hemos informado de lo que supone un Mundial para los países. Eso nos preocupa. ¿Está Zaragoza preparada para afrontar los partidos del Mundial? Yo creo que no, que no estamos preparados para gastarnos tanto dinero en un Mundial. Sería más interesante poner el dinero en la línea 2 del tranvía”, ha señalado.