Vox se queda solo en Zaragoza con la moción de "repulsa y denuncia" al "Golpe de Estado de Sánchez"

Vox durante una concentración contra la amnistía
photo_camera El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza, Julio Calvo, ha calificado de "auténtica traición" el nombramiento de Pedro Sánchez

El Partido Popular ha dejado solo a Vox con la moción que pedía al equipo de gobierno municipal que cada Pleno del Ayuntamiento “se abra con unas palabras por parte del presidente de la mesa de repulsa y denuncia al Golpe de Estado perpetrado por el PSOE y sus socios”. La iniciativa ha contado con el rechazo de Partido Socialista, Zaragoza en Común y también de los populares.

El Partido Popular, como ha explicado el concejal Alfonso Mendoza, ha intentado que Vox aceptase una enmienda transaccional que pedía sustituir ese contenido por instar al Gobierno de la ciudad “a reafirmarse en su rechazo absoluto a la ley de amnistía, a la disolución de la separación de poderes y a la desigualdad entre españoles promovida por el Partido Socialista y sus socios independentistas con el único objetivo de conseguir la investidura del Pedro Sánchez”.

Una sustitución de términos y de contenido que ha rechazado la concejal de Vox, Eva Torres, porque considera que “descafeína” todo el sentido de la moción: “Nos quedamos solos en esta moción porque no vamos a descafeinar la situación. Pero nosotros no estamos solos porque estaremos al lado del pueblo español que resiste”, ha subrayado.

Pese a votar en contra de la moción de Vox, la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha subrayado, durante su intervención, que el “PSOE está vendiendo la Constitución y está poniendo en riesgo el estado de derecho” y ha criticado a los socialistas por pedirle que “censurara” esta moción y no debatirla.

“Lo siento. No vamos a aceptar esta moción, pero no se preocupen porque vamos a ser un muro de contención para defender la igualdad de los zaragozanos frente a todos los españoles y frenar este atropello al que nos quiere llevar el PSOE simple y llanamente por perpetuarse en el poder”, ha señalado.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Lola Ranera, ha cargado contra la moción de Vox al considerar que busca incitar el odio. “Solo han venido a las instituciones para aumentar la crispación y dejan en segundo plano los problemas de los ciudadanos y los vecinos que han perdido 7,5 millones de euros en ayudas al transporte público”, ha apuntado y ha reprochado al PP que haya permitido celebrar esta moción “en la que se está comparando a Pedro Sánchez con Hitler y se está hablando de Golpe de Estado”.

Posteriormente, el Partido Popular ha sacado adelante, con el apoyo de Vox, una iniciativa en el sentido de defender la Constitución en su 45 aniversario, reiterar el rechazo de la ciudad de Zaragoza a la Ley de Amnistía y exigir al presidente del Gobierno que garantice la igualdad entre todos los españoles y las comunidades autónomas.