Los vecinos del barrio Oliver protestan ante el traslado de sus olivos

Su principal reclamo es que no les hayan consultado previamente
Los vecinos del Oliver se concentran para defender sus zonas verdes.
photo_camera Los vecinos del barrio Oliver se concentran para defender sus zonas verdes.

Esta mañana los vecinos del Oliver se han concentrado en la entrada de su barrio para defender el mantenimiento de sus zonas verdes. El objetivo de la cita organizada por la Asociación de Vecinos de Oliver “Aragón” era mostrar su rechazo a la retirada de varios olivos en la calle Antonio Leyva para trasladarlos a Campos del Canal. Además de denunciar que el Ayuntamiento lo haya llevado a cabo sin informarles.

A primera hora del pasado viernes 2 de febrero, un vecino del barrio Oliver se despertó con la sorprendente imagen de varias brigadas del Ayuntamiento de Zaragoza llevándose cuatro olivos situados en la entrada del barrio. Este espacio se trata de un solar de propiedad privada, en el que hace más de 15 años, con motivo del programa “Esto no es un solar”, se plantaron 9 olivos, se construyó una pérgola y además ha crecido un pino de manera natural.

El propietario del solar ha decidido edificar allí un bloque de pisos y de ahí la acción del Ayuntamiento. Los vecinos explican que entienden este hecho, ya que sabían que podía pasar. No obstante, su principal reclamo es que nadie les avisara previamente de la situación para haber abierto una vía de negociación y llegar a un acuerdo en la que todas las partes estuvieran satisfechas. “Se puede permutar por otros espacios que el Ayuntamiento tiene en el barrio. El propietario del solar no saldría perjudicado, el Ayuntamiento saldría beneficiado porque es capaz de articular una ciudad habitable y los vecinos contentos”, reivindica la presidenta de la Asociación coordinadora del Parque Oliver, Gloria Figuer.

En definitiva, lo que se pide es que “las actuaciones que se hagan en el barrio, se consulten”, comenta con claridad el presidente de la Asociación de Vecinos de Oliver “Aragón”, Manuel Clavero, y que no se limiten a emitir una nota de prensa.

Así pues, los vecinos, con pancartas y cánticos de “queremos nuestro olivos”, defienden que estos deberían permanecer en su barrio. “Queremos que este espacio que se pierde, se recupere en otro lugar del barrio, que hay espacios que están hechos una escombrera”, expone el presidente de la Asociación.

Así ha quedado el solar tras la retirada de varios olivos.
Así ha quedado el solar tras la retirada de varios olivos.

EL VALOR DE UN ESPACIO VERDE

Todos los presentes en la concentración lamentan la pérdida porque coinciden en que las zonas verdes en su distrito tienen mucho valor. Manuel Clavero ponía de manifiesto su importancia en diferentes aspectos: “Perdemos un espacio, un refugio climático, que es lo que se demanda ahora. Espacios en los que en verano se pueda estar a la sombra y se pueda pasar los momentos de más calor. Se pierde un espacio de relación, donde podemos juntarnos y estar todos juntos charrando, y se comprime la entrada del barrio urbanísticamente”.

A día de hoy, todavía quedan cinco por mover, y parece que dos de ellos sí que irán al Parque Oliver. De cualquier forma, los vecinos no van a abandonar la lucha y ya han programado una nueva concentración el domingo que viene, en este caso, en el llamado 'Bosque de los Zaragozanos', donde se encuentran sus, tan queridos, olivos.