Una pantalla curva 3D e hiperrealista se une a la promoción de los comercios de Zaragoza

Los ciudadanos que han pasado por la calle Murallas Romanas durante este fin de semana ya han podido comprobar el potencial audiovisual de esta pantalla
photo_camera Los ciudadanos que han pasado por la calle Murallas Romanas durante este fin de semana ya han podido comprobar el potencial audiovisual de esta pantalla

Zaragoza cuenta ya con un nuevo activo para promocionar la ciudad y sus comercios. Desde este fin de semana, la capital aragonesa ha estrenado una nueva pantalla curva 3D que ofrece contenidos hiperrealistas con los que exponer mensajes turísticos o promocionales, principalmente referente al pequeño comercio y sus posibilidades. Está ubicada en la esquina de Manifestación junto a las Murallas Romanas, encima de la tradicional churrería que se pone en marcha en Pilares.

Este proyecto forma parte de las ayudas a la innovación comercial que se lanzaron en 2022, y que incluye también la puesta en funcionamiento de seis cubos digitales y 3D, que se estrenaron en el Vive Latino y que actualmente se encuentran ubicados en la plaza Salamero, en la calle Moret y en la plaza de España, aunque se pueden combinar y mover según la ocasión. La pantalla curva constituye la fase final de este proyecto, que recibió una subvención cercana a los 500.000 euros.

De esta forma, los ciudadanos que han pasado por la calle Murallas Romanas durante este fin de semana ya han podido comprobar el potencial audiovisual de esta pantalla. Aunque ha sido estrenada prácticamente de forma paralela al decorado navideño y sus primeros mensajes estarán relacionados con la Navidad, la intención es que se quede fija y permanente durante todo el año, variando el mensaje publicitario según la ocasión.

Con estos proyectos, el objetivo del Ayuntamiento es revitalizar algunas zonas “degradadas” de la ciudad y ayudar en la promoción del comercio de proximidad, junto a la malla LED instalada en la calle Delicias, en el Jardín Vertical.

Para generar el efecto de hiperrealismo y 3D, la pantalla simula un efecto de profundidad conocido como “Naked-eye”, y han ganado en popularidad en los últimos años en diversas ciudades, aunque de mayor magnitud. No en vano, diversos portales tecnológicos lo consideran una de las grandes innovaciones en publicidad en los últimos años.