La reforma completa del Palacio de los Luna podría durar ocho años

La primera fase durará hasta 2026
El vicepresidente Nolasco ha visitado las obras
photo_camera El vicepresidente Nolasco ha visitado las obras

El vicepresidente primero del Gobierno de Aragón, Alejandro Nolasco, y la directora general de Justicia, Esmeralda Pastor, han presentado este miércoles las actuaciones en el Palacio de los Condes de Morata o de los Luna, una vez que ya es visible el inicio de las obras desde el exterior en la calle Galo Ponte. Han estado acompañados por el Jefe de Servicio del área de Infraestructuras, Ángel García. Los trabajos podrían prolongarse hasta ocho años separados en cuatro fases, la primera, hasta 2026.

Nolasco enfatiza que la prioridad es “modernizar las instalaciones”, de manera que “los profesionales de la Justicia cuenten con los mejores medios materiales y condiciones”. El Palacio de los Luna es la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, de la Fiscalía Superior y de la Secretaría de Gobierno. Las obras se efectuarán con el edificio en funcionamiento. La reforma completa supondrá la renovación de las cuatro alas, junto a la elevación del patio a la cota del corredor y su cerramiento con una cúpula rebajada de vidrio. Esta primera fase que se acaba de iniciar cuenta con una financiación de 5.162.266,95 € (dividido en dos lotes: 4.476.647,29 euros para la obra y 685.619,66 para la instalación de aerotermia). De esta cifra, la anualidad que corresponde con la inversión en 2024 es de 2,1 millones.

La fase uno significará la reforma completa del ala posterior del Palacio, la zona de seguridad ubicada en la entrada del edificio y la construcción de una plataforma de instalaciones sobre la escalera noble. Las obras incluirán la conexión con el edificio de la Audiencia a través del sótano, lo que permitirá eliminar los calabozos del TSJA (ahora mismo ya están conectados el TSJA y la Audiencia a través de la planta 1). La previsión es que para abril de 2026 esté concluida la fase 1. En esta primera fase se generan nuevos espacios al añadir una planta más al ala, dotando de mayor flexibilidad al desarrollo de posteriores fases. Además, se iniciará el cambio de los equipos de producción con la sustitución de las calderas por aerotermia.

Todas las actuaciones cuentan con los informes favorables de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural puesto que el edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento. Previamente al inicio de las obras, ha sido necesario llevar a cabo un desplazamiento de despachos y una reorganización de zonas, agrupando en la medida de los posible los distintos órganos judiciales. En consecuencia, se ha trasladado la Fiscalía Superior y la Fiscalía Provincial íntegramente al edificio de la Audiencia Provincial.