PP y PSOE aprueban buscar soluciones para construir La Romareda mientras ahondan en sus diferencias

El Pleno ha aprobado seguir adelante con el proyecto diseñado por el Real Zaragoza e IDOM
photo_camera El Pleno ha aprobado seguir adelante con el proyecto diseñado por el Real Zaragoza e IDOM

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado con los votos de PP, PSOE y Vox la apertura de conversaciones con Gobierno de Aragón, DPZ y el Real Zaragoza para buscar una solución para la construcción de la nueva Romareda, en su actual ubicación, siguiendo el anteproyecto diseñado por IDOM. Pero lejos del consenso, esta sesión, que se ha prolongado durante hora y media, no ha hecho más que ahondar en todas las diferencias y acusaciones entre derecha e izquierda sobre los culpables de la paralización del proyecto.

El primero en intervenir ha sido el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, quien, mientras pedía consenso, ha acusado a la izquierda de “quebrar artificialmente” y de provocar el “fracaso” del “mejor proyecto de un campo de fútbol” que no iba a utilizar fondos públicos. De hecho, ha sacado pecho del trabajo de los técnicos municipales en la modificación del PGOU “sin el mínimo reproche jurídico”, al contrario que en otros proyectos como San Mamés o el Metropolitano.

En este sentido, el responsable de Urbanismo ha calificado como “torticera” cualquier “interpretación” sobre el comunicado del Real Zaragoza, en el que cita expresamente a Podemos como el causante de la inseguridad jurídica que le ha impedido obtener financiación. Por ello, ha dejado claro que tanto él como la alcaldesa, Natalia Chueca, “vamos a empecinarnos” en sacar adelante el proyecto “con diálogo, pactando y alcanzando acuerdos”.

Así, Chueca ha sido la última en intervenir, cerrando el debate, criticando el “nefasto legado” de Podemos y acusando al PSOE de “cómplice del fracaso”. No obstante, ha vuelto a tender la mano a los socialistas para sumarse a un proyecto que tiene ocho meses por delante para “no perder la carrera del Mundial”. “Zaragoza necesita el campo. No puede ser que la cuarta ciudad de España tenga un campo en estas condiciones de degradación y de seguridad. No nos podemos permitir perder esta oportunidad”, ha incidido.

Igualmente, la alcaldesa ha invitado a la portavoz socialista, Lola Ranera, a “ejercer su liderazgo” y “convencer” al presidente de la DPZ y secretario general del PSOE de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, a sumarse al proyecto. “Sería una pena que la tercera institución de Zaragoza, la DPZ, la única donde gobiernan, no se sumen a un proyecto tan importante. Ahí pueden demostrar su liderazgo en el PSOE y su compromiso con los zaragozanos”, ha expuesto.

RANERA PIDE LA DIMISIÓN DE VÍCTOR SERRANO MIENTRAS PIDE “GRANDEZA” POLÍTICA

A estas acusaciones, Ranera ha negado responsabilidades en el recurso de Podemos y cree que las palabras de Serrano se limitan a “tapar su fracaso” en la licitación. Por ello, ha pedido directamente su dimisión para que otra persona ejerza de director del nuevo proyecto. “No está legitimado para llevar ningún barco a ninguna parte. El colmo de la desfachatez es culpabilizar a Podemos por recurrir unos pliegos. Estamos en un Estado de derecho. Señalamos a quien recurre y no a los dueños de los pliegos. Ustedes hicieron estos pliegos, jugaron con estos pliegos y sacaron rédito político”, ha expuesto, señalándole por “jugar con las emociones de los zaragocistas”.

Ya en su segunda intervención, Ranera ha bajado ligeramente el tono, abriendo “nuevos tiempos” y ofreciéndose a “ayudar” en una Junta de Portavoces donde la alcaldesa informe periódicamente de los avances en las negociaciones. “La ciudadanía nos dice que nos encerremos en algún sitio a hablar. Tengamos grandeza. Este fracaso de su gobierno, de sus pliegos y su licitación pone en riesgo el Mundial 2030. Quedó desierto, así que vamos a construir un proyecto de la mano de todos”, ha afirmado.

VOX LAMENTA QUE SE HAYA PERDIDO LA MEJOR OPCIÓN

Por su parte, Vox ha mantenido su disposición a colaborar con el Ayuntamiento por mucho que se haya perdido “el mejor modelo que se ha planteado” que se ha planteado hasta la fecha. “Cumplía las tres condiciones de Vox: que no costara un euro a las arcas publicas, que fuera transparente y que fuera legal”, ha detallado su portavoz, Julio Calvo, aunque, por primera vez, no ha cerrado la puerta a afrontar una reforma más asequible en lugar de la construcción de un nuevo estadio.

ZEC SE DESMARCA Y SIGUE APOSTANDO POR UNA REFORMA

Finalmente, desde Zaragoza en Común, su portavoz, Elena Tomás, ha cuestionado las intenciones reales de los propietarios del club, poniendo en duda que su deseo haya sido financiar íntegramente la obra. “No es creíble que una sentencia del Tacpa genere un cambio de posición. Esto huele fatal. Quieren que esto se financie con recalificaciones. ¿O no pueden esperar tres o cuatro meses a la sentencia y actuar con seguridad jurídica?”, ha cuestionado.

Por ello, Tomás cree que es momento de “parar” y “retomar” la idea que siempre ha propuesto ZeC: una reforma superficial de unos 40 millones de euros, aunque ello suponga abandonar la carrera por el Mundial 2030. “Es la más viable por la viabilidad técnica, su menor coste, sostenibilidad ecológica y porque redunda en el beneficio colectivo, y no en el privado”, ha añadido.

TODOS LOS PUNTOS SALEN ADELANTE

Con todo, han salido adelante los cuatro puntos que se proponían en el Pleno, así como la enmienda del PSOE para que Chueca informe de forma periódica en Junta de Portavoces sobre el avance de las negociaciones. De este modo, sólo ZeC ha votado en contra de abrir conversaciones con otras instituciones para buscar las fórmulas adecuadas para construir el campo, aunque el PSOE se ha desmarcado del punto que culpaba a Podemos del bloqueo del proyecto.

Por otro lado, el punto 2 únicamente ha salido adelante con los votos del PP, ya que PSOE y Vox se han abstenido, abriendo las puertas a plantear también una reforma del estadio de menor coste que la construcción.