Paso clave para la nueva Romareda: "Ya no hablamos de un sueño, sino de una realidad"

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, y el director general del Real Zaragoza, Raúl Sanllehí, tras firmar el protocolo que impulsa la nueva Romareda
photo_camera La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, y el director general del Real Zaragoza, Raúl Sanllehí, tras firmar el protocolo que impulsa la nueva Romareda

Todavía no se ha puesto la primera piedra, pero el proyecto para construir la nueva Romareda comienza a ser una realidad gracias a las aportaciones económicas de las instituciones. El Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y el Real Zaragoza han firmado el protocolo para construir el nuevo estadio y se han comprometido a constituir una sociedad mercantil limitada antes del 31 diciembre de 2023 con el objetivo de financiar las obras necesarias para la construcción del nuevo campo de fútbol.

El presidente de Aragón, Jorge Azcón, ha subrayado que La Romareda se convertirá en una realidad y ha pedido que “no estorbe” al que no quiera participar con este proyecto.

"Este es un proyecto abierto y de Comunidad. Zaragoza llevaba mucho tiempo reclamando la construcción del estadio. Después de 20 años de proyectos fallidos ya no hablamos de un sueño, sino de una realidad", ha puntualizado.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha asegurado que con este protocolo “se desbloquea un problema histórico” y ha añadido que es un “paso importante” para que Zaragoza esté en el Mundial 2030. “Damos respuesta al mensaje claro de la afición y de los zaragozanos que quieren que su ciudad tenga un nuevo estadio”.

El director general del Real Zaragoza, Raúl Sanllehí, ha apuntado que el estadio no es del Real Zaragoza, ya que es un estadio municipal y de todos los aragoneses, pero “al final se trata de hacer grande al Real Zaragoza porque haciendo grande al club se hace grande a la ciudad y a todo Aragón”.

APORTACIONES ECONÓMICAS

La Proposición No de Ley, presentada por el PP, ha salido adelante con los apoyos de Vox, Teruel Existe y PAR

El capital social, que ascenderá a 120 millones de euros una vez realizadas todas las aportaciones, se distribuirá entre Ayuntamiento (33,34%), Gobierno autonómico (33,33%) y club (33,33%).

En un primer momento, el de la constitución de la sociedad, que será antes de fin de año las tres partes llevarán a cabo aportaciones por valor de 50.500.000 euros.

El Ayuntamiento se compromete a aportar el valor del derecho de superficie correspondiente a la titularidad del suelo del estadio municipal, valorado en 24’5 millones de euros. Por su parte, el Gobierno de Aragón se compromete a aportar un capital de 20 millones de euros.

Y el Real Zaragoza S.A.D. se compromete a aportar al capital social la cantidad de seis millones de euros como contravalor del coste para la elaboración de los proyectos (de construcción, de derribo o de movimiento de tierras) y, el resto, a través de una aportación dineraria.

Antes de que finalice 2028, los firmantes se comprometen a acudir a las sucesivas ampliaciones de capital que realice la nueva sociedad hasta el límite de los 15,5 millones de euros en el caso del Ayuntamiento de Zaragoza, los 20 millones en el del Gobierno de Aragón y los 34 millones de euros en el caso del Real Zaragoza.

LA SOCIEDAD ESTÁ ABIERTA A LA ENTRADA DE NUEVAS ENTIDADES

Recreación de la nueva Romareda
Recreación de la nueva Romareda

Los socios se emplazan, también, a facilitar la entrada en el capital social de otras entidades públicas y privadas con el fin de reforzar la capacidad económica de la sociedad, permitiéndoles sumarse al proyecto. Se estima que los costes de construcción del nuevo estadio asciendan a 140 millones de euros.

En cuanto a los plazos, el protocolo firmado hoy marca que la licitación de las obras de demolición del actual estadio se articulará en torno al primer trimestre de 2024 y la licitación de las obras de construcción del nuevo campo de fútbol, en torno al segundo semestre de 2024.