Luto y tristeza en las calles de Zaragoza este Sábado Santo con la Procesión de la Soledad

Las mujeres de la Congregación de Esclavas de María Santísima de los Dolores salían en silencio desde la Iglesia de San Pablo
Procesión de la Soledad en la mañana de este Sábado Santo.
photo_camera Procesión de la Soledad en la mañana de este Sábado Santo.
+Info

La multitud esperaba a las puertas de la Iglesia de San Pablo este Sábado Santo. La mañana, soleada y sin viento, animaba a salir a las calles, sobre todo tras la lluvia del viernes, cuando las procesiones tuvieron que ser canceladas. Había muchas ganas de que, hoy sí, pudieran salir sin inconvenientes, aunque el ruido no era el protagonista este sábado. El silencio reinaba en el centro histórico de Zaragoza por el luto de la muerte de Cristo con la Procesión de la Soledad, la “más triste”, según comentaban muchos asistentes.

El Sábado Santo es otro de los días grandes de la Semana Santa. Un día de luto y de dolor. A las 11.00 horas de la mañana comenzaban a salir las primeras mujeres con sus atuendos negros, la mayoría con la cara tapada, con su vela y su rosario desde la Iglesia de San Pablo. Concretamente las mujeres de la Congregación de Esclavas de María Santísima de los Dolores (origen en 1866). Un grupo no muy numeroso con presencia exclusivamente femenina que iba acompañado también por algunos hombres, en su caso, con el hábito de cofrade, y varios miembros de la Guardia Civil, que escoltaban la imagen de la Virgen, de rostro triste, de negro, y sin corona ni joyas.

En la Procesión de la Soledad no hay tambores, ni bombos, solo silencio y el ligero sonido de las campanas. En ese escenario iban saliendo las mujeres de la iglesia, hasta que lo hacía el paso de la Virgen de la Soledad de Carlos Palao. En ese instante los aplausos de los espectadores rompían el silencio.

La Procesión de la Soledad salía desde la Iglesia de San Pablo.
La Procesión de la Soledad salía desde la Iglesia de San Pablo.

Para muchos es la procesión más triste de la Semana Santa, porque todo es pena, rindiendo luto por la muerte de Cristo. Incluso a algunos se les caían las lágrimas cuando las mujeres cantaban a la Virgen.

Así ha sido el inicio de la Procesión de la Soledad desde la Iglesia de San Pablo, donde, además, a los más ruidosos les mandaban callar. Desde ahí, arropada por muchos fieles detrás, seguía su recorrido donde esperaban otros zaragozanos y extranjeros para acompañar en su dolor a la Virgen. Por la misma calle San Pablo se dirigían a la Torrenueva, Avenida César Augusto, Manifestación y llegaba a la Plaza del Justicia para celebrar el acto ante el Cristo de la Cama. Desde ahí seguiría con normalidad por Manifestación, Calle Alfonso, Plaza del Pilar, Plaza de La Seo, Sepulcro, Plaza San Nicolás (Acto de la Soledad), Sepulcro, Plaza de La Seo, Don Jaime, Espoz y Mina, Manifestación, Avenida César Augusto, Torrenueva, y regreso a la Iglesia de San Pablo.

PENDIENTES DEL TIEMPO

Como cada día y cada Semana Santa, todo el mundo está pendiente del cielo. Así pues, mientras esperaban a que diera comienzo la procesión de este Sábado Santo, el tema no era otro que la lluvia. “Ojalá respete y la tarde sea tan buena como hoy”, comentaba una señora. “Qué lástima el aguacero que cayó ayer”, le respondía su acompañante. Así pues, todos rezan por que este sábado el cielo de tregua y puedan seguir disfrutando de los últimos eventos de esta semana.