Los vecinos del Gancho, preocupados por el peligro de derrumbe de una fachada en la calle Zamoray

Estado en el que se encuentra el número 10 de la calle de Zamoray de Zaragoza
photo_camera Estado en el que se encuentra el número 10 de la calle de Zamoray de Zaragoza

La Plataforma de Afectados del Gancho y Pignatelli ha denunciado este miércoles el mal estado de la fachada del número 10 de la calle de Zamoray, que amenaza ruina y podría derrumbarse en los próximos días. Los vecinos aseguran que con el paso del tiempo se observa cómo se va deformando cada vez más lo que queda de fachada.

El inmueble se encuentra actualmente en un estado muy degradado. Fue desalojado por el Ayuntamiento de Zaragoza, ya que se vino abajo parcialmente en 2020 cuando lo habitaban personas en su interior. Actualmente el edificio está vacío por dentro, sus ventanas han sido tapiadas y solo se conserva la fachada, que muestra un avanzado signo de deterioro.

Desde el área de Urbanismo han anunciado que valorarán el informe que les hagan llegar los vecinos y, si hay constancia de que hay desperfectos, tomarán medidas. Entre las actuaciones llevadas a cabo en la zona por el Gobierno municipal destacan la redacción de un Plan Especial, incluir cámaras de seguridad en el entorno, desmontar andamios que llevaban años generando suciedad y focos de delincuencia, lanzar un plan de iluminación específico, promover la reforma de un tramo de Agustina de Aragón, ejecutar la compraventa de trece edificios y solares, y la próxima expropiación de 14 fincas.