Los pequeños concejales del Pleno Infantil exigen una mayor diversidad cultural en Zaragoza

En la celebración del Pleno Infantil los pequeños concejales han elegido a través de una votación democrática a la alcaldesa infantil, que este año ha sido Henar Chinchilla.
photo_camera En la celebración del Pleno Infantil los pequeños concejales han elegido a través de una votación democrática a la alcaldesa infantil, que este año ha sido Henar Chinchilla.

Mejoras en el transporte, una ciudad más limpia, nuevas políticas sociales, pero sobre todo, una mayor diversidad cultural es lo que reclaman los nuevos pequeños concejales que han tomado posesión en el tradicional Pleno Infantil Municipal.

En su decimonovena edición, 31 niños de ocho centros escolares de Educación Primaria y Secundaria de la ciudad de Zaragoza han acudido al Ayuntamiento de Zaragoza para ocupar el salón de plenos. Bajo el lema “Zaragoza es cultura” los pequeños ediles han alzado la voz y han presentado una gran cantidad de propuestas para mejorar la ciudad. Su principal reclamo, han explicado, es “una ciudad más cultural, responsable, social y divertida, en la que sus habitantes se desarrollen en un buen entorno”.

En la celebración del Pleno Infantil los pequeños concejales han elegido a través de una votación democrática a la alcaldesa infantil, que este año ha sido Henar Chinchilla, una joven de 11 años estudiante de Sexto de Primaria del CEIP Antonio Martínez Garay.

Los 31 alumnos que han llenado los asientos del pleno son procedentes del CEIP Andrés Manjón, Antonio Martínez Garay, Maestro Don Pedro Oros, Ciudad de Zaragoza, Jerónimo Blancas y Tomás, Marie Curie; del IES Río Gallego y el colegio Agustín Gericó.

PROPUESTAS CULTURALES

En el manifiesto elaborado conjuntamente por todos los centros y leído por la alcaldesa infantil han reclamado una serie de propuestas y mejoras de la ciudad con el principal fin de “promover la diversidad cultural porque Zaragoza es una ciudad multicultural con una amplia variedad de comunidades”.

La propuesta que más ha destacado ha sido del proyecto “12 ideas, 12 meses, 12 barrios”, porque consideran que sería beneficioso “promover eventos y actividades que celebren y destaquen la diversidad cultural”, ha expresa Chinchilla. La actividad consistiría en celebrar festivales con artistas emergentes que ayuden a fomentar “una cultura ecológica y sostenible” y en la que los más mayores de los centros escolares puedan involucrarse.

Los pequeños desean que “Zaragoza sea una referencia en la cultura”, por ello han enumerado otra serie de iniciativas: una mayor difusión de los centros culturales y museos, crear bibliotecas al aire libre, llenar de cultura los edificios desocupados, bajar la tasa anual que pagan los cantantes callejeros, mejoras en el trasporte y la comunicación en los barrios rurales, la creación de un bono cultural para menores de 16 para comprar libros y discos, y utilizar los avances tecnológicos como la inteligencia artificial en el cine.

La concejal delegada de Educación y presidenta del Pleno Infantil, Paloma Espinosa, ha destacado el gran esfuerzo realizado por los pequeños ediles: “Estudiaremos la viabilidad de las propuestas y las llevaremos a cabo en la medida de los posible”. Ha añadido que ya se han puesto en marcha las iniciativas surgidas en el Pleno Infantil del año pasado como actividades de primeros auxilios o del ciberbullying.

La nueva alcaldesa infantil tendrá el honor de pulsar el botón que dará la bienvenida a la Navidad con el encendido de luces. Además, participará en los próximos meses en diferentes actos del ayuntamiento como la recepción de los reyes magos o el pregón de las Fiestas del Pilar.