Los festejos taurinos volverán a incluirse en el programa de las Fiestas del Pilar

plaza de toros de La Misericordia Zaragoza
photo_camera Los festejos taurinos, pese a seguir celebrándose, no aparecían dentro del programa oficial de fiestas

Apenas ha pasado semana y media desde que las Fiestas del Pilar llegaron a su fin. Y aunque todavía hay tiempo para iniciar la preparación de las próximas, la programación del año que viene tendrá seguro una novedad. El Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado volver a incluir dentro del programa los festejos taurinos, algo que no se venía haciendo desde un tiempo atrás.

La decisión se ha tomado a petición de Vox y ha contado además con el apoyo de Partido Popular y PSOE. En su defensa, el concejal Armando Martínez había asegurado que eliminar toda referencia a los festejos populares en el programa oficial supone “negar su consideración como principal feria del mundo de estas modalidades taurinas e ignorar también el impacto económico del ciclo taurino pilarista que ascendería a unos 8,7 millones de euros”, entre otras cosas.

En contra tan solo se ha mostrado Zaragoza en Común. Su portavoz, Elena Tomás, ha apelado a que pese a que las corridas son “una tradición con muchos años de historia” esto “no es argumento”. “La ablación del clítoris, los apaleamientos por adulterio o las luchas de gladiadores también son o han sido tradición en algunos lugares del mundo, pero no por eso dejamos de denunciar la crueldad de estas prácticas”, ha defendido.

PUESTA EN VALOR DE LA TRADICIÓN

De igual forma, aunque ya sin el apoyo de los socialistas, Vox y PP han acordado la necesidad de reconocer y poner en valor la tradición de los espectáculos taurinos como patrimonio cultural de la ciudad, con especial mención a los festejos populares.

Y, de cara a la Diputación Provincial de Zaragoza, se solicitará la organización de corridas ligadas a futuros actos. Entre ellos, la celebración de una corrida goyesca con motivo de la celebración del bicentenario del fallecimiento de Francisco de Goya. También se pedirá ceder la Plaza de toros de La Misericordia para el desarrollo de la actividad de la Escuela Taurina. Con ello se buscará que vuelva a ser un lugar de encuentro de aspirantes y profesionales del toreo en sus entrenamientos.