El Centro Cívico Delicias ampliará sus instalaciones con la rehabilitación del Mercado de Pescados

Antiguo Mercado de Pescados
photo_camera Antiguo Mercado de Pescados

El Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado que el Centro Cívico de Delicias se ampliará con una inversión de 760.000 euros para aumentar los servicios y prestaciones a los ciudadanos con la adecuación del antiguo restaurante del Mercado del Pescado.

El Gobierno de Zaragoza dará luz verde al proyecto de obras de adecuación del antiguo restaurante, que se levantó en su día en el que era conocido como el Mercado del Pescado.

La inversión será de 759.985,9 euros, IVA incluido, y un plazo de ejecución aproximado de 8 meses.

El arquitecto municipal Marcelo Carque Anyesa proyectó en 1960 el antiguo mercado de pescado dotando al edificio una disposición claramente funcional con una estructura de hormigón armado, fábrica de ladrillo rojo caravista, cubierta de teja cerámica plana, pavimentos interiores de piedra y mármol, y constaba de tres plantas: sótano, principal y alta, donde los puestos de exhibición y venta de productos se disponían radialmente en torno al espacio circular destinado al público que caracteriza al edificio.

Su primera reforma se realizó en 1986-1987 para centro cultural de la zona debido a la creación de Mercazaragoza, y su última rehabilitación y ampliación fue en 2010. El restaurante y marisquería que daba a la avenida de Navarra, espacio que ahora se integrará en el Centro Cívico, estuvo abierto desde 1960 hasta diciembre de 2014, una vez finalizada la concesión de 50 años y su prórroga de 4.

El que fuera restaurante-marisquería se encuentra a una cota de 1,5 metros aproximadamente respecto a la calle, accediendo a él mediante unas escaleras o una rampa empleados por todo el centro cívico. El local, de forma irregular, consta de planta baja y primera, adosado al equipamiento vecinal, accediendo a la primera planta a través de unas escaleras de 1,3 metros de anchura libres.

Toda el área, abandonada y con signos de vandalización desde 2014, tiene una superficie útil de 222,75 metros cuadrados, y consta de zona diáfana de bar, cocina, almacén, pasillos, aseos, comedor y office.

Con las obras que emprenderá el Ayuntamiento se obtendrán hasta 285 metros cuadrados útiles y se plantea la creación de una sala polivalente y un pequeño almacén en planta baja y dos aulas con una sala polivalente previa en planta primera, todo ello accesible desde el interior del centro cívico. Se procederá a la demolición del interior de planta baja y primera del restaurante dejándola totalmente diáfana para el posterior desmontado de las cubiertas planas de planta baja (la parte de la terraza) y primera dejando al descubierto las vigas metálicas existentes.

Después del proceso de derribo se realizarán unos nuevos forjados de planta baja y primera reutilizando parte de la estructura metálica existente. A partir de ahí se ejecutará la nueva distribución planteada en el proyecto, se harán los acabados y se mejorará el acondicionamiento acústico del salón de actos anexo de la planta baja.