Así ha quedado la avenida de Cataluña tras su reforma integral

Después de 33 años de reivindicaciones, los vecinos de avenida de Cataluña comienzan a ver atendidas su demandas históricas
photo_camera La avenida de Cataluña cuenta ahora con grandes aceras ajardinadas

Después de 33 años de reivindicaciones, los vecinos de avenida de Cataluña comienzan a ver atendidas su demandas históricas. La primera fase de la reforma integral ya está en servicio desde este viernes. El Ayuntamiento de Zaragoza ha destacado que las obras han permitido que está arteria deje de ser una carretera nacional degradada para convertirse en una vía urbana con amplias aceras y jardines para pasear.

Más de 23.000 metros cuadrados entre la Z-30 y la calle 23 de abril son ahora un espacio con amplias aceras, carriles bici y nuevas jardineras arboladas. Los trabajos han costado 4,4 millones de euros y han durado 13 meses.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha recorrido los 500 metros lineales de vía renovada junto al responsable de Urbanismo, Víctor Serrano, y ha subrayado que están “satisfechos desde el equipo de gobierno que la avenida de Cataluña haya dejado de ser una antigua carretera y sea ahora una calle humana y referente del urbanismo del siglo XXI”.

El resultado es una calle con dos carriles de circulación por sentido y 17 zonas ajardinadas con bancos. La mayoría de vecinos se mostraban contentos tras dar sus primeros paseos por la avenida de Cataluña reformada.

El segundo tramo comenzará en el segundo semestre del año y se centrará en la zona bajo las vías del ferrocarril, que se convertirá en una nueva rotonda que mejorará la movilidad de la zona y contará con un presupuesto de 1,2 millones de euros. Paralelamente, se trabaja en los estudios de la tercera y última fase.

SEGUNDA FASE

avenida-cataluna1
La avenida de Cataluña tiene ahora aceras más anchas, árboles y carril bici

Además, el Gobierno de Zaragoza aprobó la semana pasada el proyecto de obras de la segunda fase de la reforma integral de la avenida de Cataluña, que conllevará la pavimentación y renovación integral de servicios de la zona bajo las vías del ferrocarril, creando así una nueva rotonda.

El proyecto, que ha tenido que pasar los trámites administrativos de ADIF por su cercanía a la infraestructura ferroviaria, tendrá un presupuesto total de 1.259.754,33 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 9 meses. Ahora ya se trabaja en la redacción de los pliegos administrativos y técnicos del proyecto para su salida a licitación, lo que permitiría el inicio de obras en la segunda mitad del año.

Con esta segunda fase, el Área de Infraestructuras ha proyectado una nueva rotonda en la avenida Cataluña bajo el puente del ferrocarril para facilitar los giros y la movilidad de todo el entorno. La complejidad de esta actuación radica en que el puente da soporte a dos líneas de tren (la de alta velocidad y la del ferrocarril convencional) y su estructura no puede verse afectada, ello ha condicionado tanto la configuración en superficie como, sobre todo, la renovación de los numerosos servicios de gran envergadura que discurren bajo la calzada. Asimismo, el proyecto ha requerido del visto bueno y la tramitación administrativa correspondiente con Adif.

La segunda fase de la avenida de Cataluña será una rotonda partida con una mediana de separación de dos metros y carril bici en ambos lados de circulación para garantizar la continuidad ciclista. También se han querido integrar algunos elementos verdes en la medida que lo permiten todos los condicionantes. En concreto se incorporarán un par de árboles en la esquina sureste y se dará continuidad a uno de los jardines que se van a crear con la reforma de la primera fase que ahora mismo está en ejecución.

Además, se van a renovar además las redes de abastecimiento, alcantarillado y alumbrado público. Se eliminará por ejemplo la vieja tubería de agua de hormigón armado de medio metro de diámetro que discurre bajo el puente y se sustituirá por otra de fundición dúctil.

También se demolerá el pozo de registro que ahora sobresale de la acera, completando la actuación que se ha ejecutado en la primera fase para desviar la acequia que discurre por la calle Veintitrés de Abril. En total se actuará sobre una superficie de 5.850 metros cuadrados y completará la reforma integral del tramo entre la Z30 y la calle Veintitrés de Abril que actualmente está en obras.