Teruel pone en marcha el método CER (captura, esterilización y retorno) para frenar la superpoblación felina

En la capital turolense y sus barrios rurales hay registradas 61 colonias felinas que son alimentadas y cuidadas por 77 voluntarios cualificados
gatos
photo_camera En la capital turolense y sus barrios rurales hay registradas 61 colonias felinas

La superpoblación de gatos en las ciudades acarrea numerosos problemas como la prevalencia de enfermedades infecciosas como tiñas, pulgas, sarnas… además de los problemas vecinales de los que se deben hacer cargo los ayuntamientos sobre los que recae la responsabilidad de las colonias de gatos.

En cumplimiento de la nueva Ley de Bienestar Animal, el Ayuntamiento de Teruel ha puesto en práctica lo que se denomina método CER (captura, esterilización y retorno). Una solución al control poblacional de gatos callejeros y ferales que consiste en una adecuada alimentación, seguimiento y supervisión de estos animales que habitan en las calles de Teruel.

En la capital turolense y sus barrios rurales hay registradas 61 colonias felinas que son alimentadas y cuidadas por 77 voluntarios cualificados y reconocidos por el Ayuntamiento con un carné personal e intransferible autorizándolos para realizar estas tareas.

El concejal de Sanidad y Protección Animal Ayuntamiento de Teruel, Julio Esteban, ha presentado en rueda de prensa un díptico, del que se han impreso 15.000 ejemplares, informando de las labores de gestión que se realizan desde el consistorio y que vienen recogidas en la Ordenanza Municipal Reguladora de la Protección Animal, Tenencia Responsable, Convivencia y Circulación de Animales de Compañía por las Vías y Espacios Públicos. Concretamente, en el capítulo II del artículo 17 se promueve la gestión de estas colonias con el objeto de mejorar la calidad de vida de los animales, reducir los riesgos sanitarios y estabilizar su población, minimizando a la vez las posibles molestias al vecindario.

Según ha puesto de manifiesto Esteban, “es necesario sujetar la superpoblación de gatos comunitarios en la calle y el método CER de captura, esterilización y retorno está dando unos resultados muy satisfactorios que tienen como objetivo último que no haya ningún animal en la calle”. Las población de gatos creció exponencialmente en la época de la pandemia, creando un problema en todo el país, ha indicado.

El objetivo que persigue el Ayuntamiento con el reparto de estos dípticos es informar a la población de Teruel de lo que es el método CER y de todo lo que se está haciendo para frenar la proliferación de gatos. Este sólo es el primero de una serie de 4 folletos que en los próximos meses va a sacar a la calle el Ayuntamiento de Teruel según ha informado el concejal.

En esta campaña de sensibilización también colabora la Asociación Proyecto Gato. Su presidenta, Mariví Martínez, ha señalado que las poblaciones de gatos se estabilizan cuando el número de individuos esterilizados alcanza el 70% y disminuye lentamente cuando esa esterilización llega al 100%. Martínez ha recordado que está prohibido y sancionado abandonar o maltratar a cualquier animal y que también está prohibido dar comida a los gatos si no es personal reconocido por el ayuntamiento.

El protocolo CER establece que, una vez se captura al gato feral, se le realiza un control sanitario, se esteriliza, se marca y se retorna a su colonia de origen. Aprovechando esta metodología, tras la captura del animal se le realiza un examen veterinario así como los tratamientos indicados para reducir las enfermedades de transmisión felina y las zoonosis. Las colonias controladas constituyen una garantía para la salud tanto de las personas como de los animales de compañía.