Teruel, escenario de rodaje del thriller de terror "El árbol y el ruiseñor" de Miguel Ángel Lamata

El filme cuenta la historia de Rosa Martín (Amaia Salamanca), una cantautora de nombre artístico "La ahorcada" que se suicida en el jardín de Fran (Eduardo Noriega), el hombre al que amaba y que la trató como un mero objeto sexual
noriega
photo_camera Eduardo Noriega es Fran en el filme

Desde principios del mes de marzo, Teruel alberga el rodaje de "El árbol y el ruiseñor", el primer thriller de terror del cineasta zaragozano Miguel Ángel Lamata.

“No es la primera vez que hacemos una película aquí, pero la verdad es que es un gran placer volver a estas latitudes donde no encontramos más que cariño, facilidades y complicidad”, asevera el cineasta.

Sobre la trama, "El árbol y el ruiseñor" cuenta la historia de Rosa Martín (Amaia Salamanca), una cantautora de nombre artístico "La ahorcada" que se suicida en el jardín de Fran (Eduardo Noriega), el hombre al que amaba y que la trató como un mero objeto sexual. Su fantasma se queda en la mansión de Fran, negándose a ser ignorada y dispuesta a darle una lección. Su obsesión acabará convirtiendo la vida de su examante y la de su familia en un auténtico infierno.

rodaje
El rodaje en Teruel se prolongará hasta mediados de abril 

Una historia de amor loco en clave de thriller de terror que, según explica el propio Lamata, podría definirse como un cruce entre "El sexto sentido" y "La mano que mece la cuna". Sin duda, una asignatura para el cineasta zaragozano, que busca “hablar de los mismos temas que trato en mis comedias, pero desde una perspectiva distinta, el terror y el suspense”.

En el reparto destacan otros nombres como el de Cosette Silguero, Norma Ruiz, Cristina Gállego o Veki Velilla, entre otros. El equipo cuenta con el guion de Mayte Navales basado en su propia narración, Teo Delgado como director de Fotografía, César Macarrón como director de Arte, la zaragozana Arantxa Ezquerro como jefa de Vestuario o la música de Fernando Velázquez.

El rodaje se prolongará hasta mediados de abril en Teruel para luego trasladarse a la capital aragonesa.