Los residentes de la Luis Buñuel continúan con movilizaciones contra el cierre del centro

Una cena en la calle frente a la residencia ha sido el último acto reivindicativo organizado por la Junta de Residentes de la Luis Buñuel de Teruel contra el cierre de la residencia. No obstante, Los estudiantes continuarán con las movilizaciones, que llevarán el lema "Teruel 2013, nuestra situación", ya que consideran "injusta" su situación.

Teruel.- Este martes, los estudiantes de la residencia Luis Buñuel de Teruel organizaron una cena en la calle para mostrar su rechazo contra el cierre del centro que se llevará a cabo el próximo mes de septiembre. El portavoz de la Junta de Residentes, Borja Sediles, ha anunciado que continuarán las movilizaciones contra el cierre de la residencia, ya que consideran que la situación “es injusta”.

El acto reivindicativo, celebrado este martes por la noche y al que asistieron la mayoría de los residentes, se anunció con tan solo dos horas de antelación, con el objetivo de evitar que se prohibiese, tal y como ocurrió con las jornadas de puertas abiertas que habían previsto organizar, según ha comentado Borja Sediles.

Además de la cena en la calle que se celebró este martes por la noche, los jóvenes continuarán con más movilizaciones. “Todos los actos que se organicen a partir de ahora llevarán el lema "Teruel 2013, nuestra situación", ya que ese es el futuro de los residentes de la Luis Buñuel, la calle, porque aún no sabemos dónde ni cómo vamos a poder continuar el próximo curso académico”, ha explicado Sediles.

La pasada semana, los estudiantes mantuvieron una reunión con el director del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Fernando Peña. En dicho encuentro, Peña explicó que la residencia cerraría de forma temporal y que los estudiantes se ubicarían en otros centros. Tras la reunión, Sediles ha apuntado que no han recibido más información por parte del IAJ. “Parece que lo único que se mantiene es el cierre el próximo mes de septiembre y por eso continuaremos con las movilizaciones, porque lo consideramos injusto”, ha concluido Borja Sediles.