"Hay que diseñar un proyecto referente y dinamizador en cada una de las comarcas de Teruel"

El pasado 22 de junio, y en coalición de gobierno con el Partido Aragonés, la popular Carmen Pobo (Cella, 1969) fue elegida presidenta de la Diputación Provincial de Teruel. Es la primera mujer que dirige esta institución y llega con una apuesta para activar económicamente las comarcas.

Teruel.- La que fuera durante 16 años alcaldesa de Cella y actual presidenta provincial del Partido Popular, toma ahora las riendas de la Diputación Provincial de Teruel (DPT). Institución en la que Carmen Pobo se ha encontrado una deuda de más de 70 millones y con un “pequeño presupuesto” de 54 millones de euros. Sobre la desaparición de las Diputaciones, Carmen Pobo ha calificado este debate de estéril y "sin sentido”.

Pregunta.- A punto de comenzar el nuevo curso político al frente de la Diputación Provincial de Teruel...
Respuesta.- Y con mucho trabajo en la vuelta de vacaciones ya que tomamos posesión de los cargos en las instituciones en periodo vacacional y hasta septiembre no podemos ponernos a trabajar en serio, pero vamos a empezar con ganas. Ya la segunda semana de septiembre comienzan las distintas comisiones informativas.

Estos meses, mi intención es terminar el presupuesto de 2011 con los mismos proyectos, terminar lo que estaba presupuestado por el anterior equipo de gobierno, y el próximo mes comenzar a elaborar el presupuesto del año 2012.

Además, este mes de septiembre también viene cargado de multitud de actividades importantes que se van a desarrollar en la provincia como puede ser el Gran Premio MotoGP en MotorLand o la Feria del Jamón, sin olvidar las fiestas patronales que hay en muchos de los pueblos.

P.- Precisamente para la nueva cita en el circuito alcañizano, la Diputación se está encargando de arreglar los accesos por Puigmoreno y Valmuel. ¿Cómo van los trabajos de acondicionamiento de estas vías?
R.- Según lo que me han comentado los técnicos, las obras están muy avanzadas. Yo quiero ir esta misma semana a visitar los trabajos para comprobar el estado. De todos modos, se llegará en tiempo y forma porque se ha llevado a cabo con bastante diligencia y garantía.

P.- ¿Cómo se ha encontrado las arcas de la Diputación? ¿Cómo prevé que serán los presupuestos de 2012?
R.- Fue lo primero que miré cuando entré a presidir esta institución. Y el presupuesto de 2011 es mínimo, ya que sólo cuenta con 54 millones de euros y que es muy poquito y algo ridículo para toda la provincia, ya que de aquí saldrán todos los gastos y los proyectos de la Diputación, con lo que queda muy poco margen para poder ejecutar inversiones libres de la institución.

Pobo quiere apostar por desarrollar un proyecto en cada comarca para su dinamización

Y además, hay una abultada deuda de 73 millones de euros, por eso somos la Diputación más endeudada de Aragón, siendo la provincia más pequeña, y aunque sea a largo plazo, hay que pagarlo en muchos años, pero me preocupa ya que no me gusta gestionar una institución que presente este lastre porque el Ayuntamiento de Cella tenía las cuentas saneadas.

En este sentido, he solicitado a los servicios de intervención que elaboren un estudio para ver qué se puede recortar de esa deuda que nos esté gravando a las arcas de la DPT para ir eliminando y dejar lo que sea a largo plazo y nos cueste menos dinero. Habrá que hacer un plan de saneamiento que nos permita tener más presupuesto disponible para asistir a los municipios.

Es evidente que la prioridad es la asistencia a los municipios, y ampliar las competencias que tenemos para dar servicios jurídicos y asesoramiento urbanístico a los pueblos, que son nuestra preocupación.

P.- Habla de ampliar competencias. ¿Qué opina de las voces que piden la desaparición de las Diputaciones Provinciales?
R.- Hay que reorganizar las competencias y hay muchas cosas por concretar. Todos tenemos claro que cada administración presta unos servicios determinados. Además, para mí, el debate es totalmente estéril. Los que proponen estas cuestiones desconocen totalmente la realidad de la provincia de Teruel. No sé si los diputados y senadores trasmiten en Madrid cuál es la situación que se vive aquí.

Cuando un alcalde de un municipio pequeño tiene un problema, como la falta de agua o cualquier otra cosa, ¿va a Madrid a reclamar?, ¿al Gobierno de Aragón? No, porque éstas son instituciones muy lejanas para ellos, y necesitan resolver problemas de forma inmediata.

Si un pueblo necesita un secretario para la celebración del pleno, recurre a la Diputación, igual que si se ha quedado sin agua, llama y pide un camión cisterna para el abastecimiento. Por eso, para este tipo de cuestiones, que pasan en pueblos de 50 ó 100 habitantes, la Administración Central es muy lejana y ajena. La asistencia a estos municipios la tiene que hacer la Diputación.

Considero que Rubalcaba cuando lanzó esta propuesta ni conoce la provincia de Teruel ni otras muchas que también tienen multitud de pueblos pequeños. Lo ha hecho para darse publicidad porque es el candidato del PSOE a las elecciones del 20-N. No me preocupan en absoluto las palabras del señor Rubalcaba.

P.- Cierto es que Teruel tiene muchos municipios pequeños y que la despoblación es una gran preocupación para las instituciones. Sobre esto, de vez en cuando, hay buenas noticias como la instalación de empresas que atraen a población, como el caso de Castelnou.
R.- Pero no todos los pueblos son Castelnou, desgraciadamente. Pero desde la DPT, que nos preocupa la despoblación intentaremos que los pueblos se mantengan y trabajaremos para que los vecinos de esas pequeñas localidades tengan todos los servicios necesarios, que se puedan quedar a vivir, sobre todo, los más jóvenes. Aunque sabemos que la solución es difícil, aunque la provincia es muy extensa y posee muchos recursos que se podrían explotar.

P.- ¿Tiene algún proyecto en mente para desarrollar durante estos cuatro años basado en esos recursos de la provincia?
R.- Lo ideal sería diseñar un proyecto para desarrollar y dinamizar cada una de las comarcas turolenses. Sería un error diseñar un solo proyecto para la provincia de Teruel.

Creo que cada una de las comarcas tiene sus recursos propios, unas características que las diferencian de las del resto y habría que buscar la forma de explotarlos. Crear un proyecto importante que derivase un desarrollo económico capaz de activar económicamente toda la comarca. Por ejemplo, tal y como se ha hecho en Gúdar con el turismo de esquí. Gracias a las pistas, el entorno se ha dinamizado totalmente. Por el contrario, hay otros ejemplos como la Comarca del Jiloca, o la de Albarracín, que se han quedado menos activas. Habría que plantear proyectos que tengan repercusión en los municipios de la comarca. Ambas comarcas tienen gran potencial y cualquier proyecto que se plantee tendría beneficios en muchos de los pueblos de la zona y desarrollar su economía de este modo.

Carmen Pobo es la primera mujer en presidir la Diputación Provincial de Teruel

Para llevar a cabo esto existe el Fondo Especial de Teruel que se ha utilizado en proyectos de desarrollo como MotorLand o Dinópolis, y quizá ahora sea el momento de que estos fondos lleguen a todas las comarcas.

P.- Es la primera mujer en presidir la Diputación de Teruel y la mujer en el mundo rural es un tema que le preocupa, tal y como ya apuntó en su discurso de investidura.
R.- Sí, las mujeres en el mundo rural tienen mucha importancia porque si hay mujeres, hay familias, y niños, y los pueblos se mantienen. Considero que hacen un trabajo discreto, pero hacen todo aquello que se proponen y se les debería facilitar herramientas como cursos de formación para que se sientan útiles y que pueden aportar muchas cosas al municipio.

En la mayoría de los casos, las mujeres que viven en el mundo rural son amas de casa, por ese motivo habría que incentivar que saliesen a trabajar fuera y que se involucren en la vida del pueblo. Aunque tengo que decir que muy pocas mujeres no están en las asociaciones que existen en sus pueblos porque son parte importante del movimiento del municipio.

P.- Para finalizar. En el Gobierno de Aragón también hay, por primera vez, una mujer al frente, Luisa Fernanda Rudi, también del Partido Popular. ¿Cómo augura las relaciones entre las instituciones para estos cuatro años?

R.- Lo bueno es que Luisa Fernanda Rudi conoce muy bien la provincia de Teruel, su situación y su realidad, las necesidades. Por ese motivo entenderá los proyectos que se le pongan sobre la mesa, pero priorizará, sobre todo en los tiempos de crisis que ahora vivimos, aquellos proyectos que beneficien al máximo número de personas.

En cualquier caso, el objetivo es que todos los pueblos de la provincia se sientan que han tenido repercusión positiva de cualquier proyecto que se pongan en marcha en Teruel. Hay que tener en cuenta que los presupuestos autonómicos de este año sufrirán un gran recorte que quizá pueda llegar al 10%, y este primer año será imposible hacer todos los proyectos que nos gustaría.

De todos modos, también confío mucho en los alcaldes de los municipios de la provincia para hacer todo lo mejor posible durante estos cuatro años.