El presupuesto de Teruel de 2012 estará condicionado por un déficit acumulado de 6,6 millones de euros

La suma de pérdidas durante cuatro años consecutivos que arroja un déficit de 6,6 millones de euros condicionará la elaboración de los presupuestos de 2012 del Ayuntamiento de Teruel. Así lo ha anunciado este lunes el alcalde, Manuel Blasco, que ha aclarado que los ajustes que se llevan a cabo no significan recortes en el estado del bienestar.

Teruel.- Habrá reajustes en las sociedades municipales y se valorará financiar las competencias que no realmente son municipales para poder sanear las cuentas del Ayuntamiento de Teruel. Y es que los presupuestos de 2012 del Ayuntamiento estarán condicionados por el déficit acumulado de 6,6 millones de euros de los últimos cuatro ejercicios. El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha aclarado que los ajustes que se llevarán a cabo para hacer frente al “actual panorama económico” no significan recortes en el estado del bienestar “como ha criticado la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Mayte Pérez”.

Para 2012, “los presupuestos deberían arrojar un superávit de 6,6 millones de euros” para sanear las cuentas municipales, “pero será muy complicado sin ajuste o subida de impuestos”, ha comentado el primer edil turolense. Además, Blasco también ha comentado que a los 6,6 millones de euros, hay que “sumar los 750.000 euros de deuda que tiene la Gerencia de Urbanismo”.

La drástica reducción del cobro del impuesto de construcción, “a causa de la crisis del ladrillo”, es lo que provocó que el ejercicio del año 2010 cerrase con un déficit de más de 2,3 millones de euros, según ha explicado Manuel Blasco, quien ha añadido que en los presupuestos de ese año, en los ingresos se preveían unos tres millones de ingresos, sobre todo en la partida del “impuesto para la construcción, pero no se ingresaron más de 700.000 euros”.

Estas cuentas negativas son el resultado de lo que “el Ayuntamiento lleva arrastrando de años anteriores dentro de la política de despilfarro que lleva a cabo el Partido Socialista que es quien ha gobernado en Teruel durante los últimos ocho año”, ha apuntado Blasco.

Por otro lado, Manuel Blasco ha explicado que en el marco de la FEMP el ayuntamiento pedirá, si no es posible la condonación, una moratoria de diez años para devolver al Gobierno central “los excesos de los presupuestos de 2008 y 2009”.

Finalmente, el alcalde de Teruel ha comentado que la situación económica para los Ayuntamientos será complicada y caótica hasta 2014, por la falta de ingresos y por la obligación de devolver los excesos al Ejecutivo central.