Muñoz asegura que la fecha de apertura de las guarderías municipales de Teruel fue consensuada

La concejal de Educación del Ayuntamiento de Teruel, Mari Carmen Muñoz, ha afirmado que la decisión de abrir las escuelas infantiles el 12 de septiembre en lugar del 1 fue consensuada por todos los grupos municipales. Además, Muñoz ha explicado otro tipo de cambios efectuados en el servicio de los centros como la disminución del horario.

Teruel.- Todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Teruel aprobaron que las escuelas infantiles abrieran sus puertas el 12 de septiembre en una reunión que mantuvieron el pasado mes de julio con el fin de adecuar el inicio de este servicio con el curso escolar. Así lo ha afirmado la concejal de Educación, Mari Carmen Muñoz, con el objetivo de explicar algunos de los cambios que ha experimentado este servicio municipal donde se atienden, en los tres centros, el de San Blas, El Arrabal y Villaspesa, a niños de 0 a 3 años de edad.

Las modificaciones en el servicio de escuelas infantiles han sido objeto de críticas por parte del grupo municipal socialista que considera que el equipo de gobierno está recortando presupuesto en este servicio. Sin embargo, la responsable municipal de Educación ha asegurado que los cambios en el horario o la no renovación del contrato de una de las monitoras se deben a otros motivos que “nada tienen que ver con el presupuesto”.

Mari Carmen Muñoz ha recordado que el reglamento de las escuelas municipales, “que redactó en su día el PSOE”, recoge que es el Ayuntamiento quién decide el primer día lectivo de cada año, “y no solo el equipo de gobierno”. Además, ha subrayado que la decisión se tomó en la reunión que tuvo lugar el 4 de julio en la que había un representante de cada uno de los grupos municipales.

En cuanto a la reducción en una hora del horario de apertura de los centros, ya que este año abrirán hasta las 18.30 horas en lugar de hasta las 19.30 horas, y que también fue criticado por el grupo socialista, Muñoz ha argumentado que “durante la última hora de la tarde no había afluencia de niños en ninguno de los tres centros” y ha señalado que “las once escuelas municipales que hay en Zaragoza, donde gobierna el PSOE, cierran sus puertas a las 17.00 horas”, con lo que en Teruel, según ha considerado Muñoz, “no se está mermando este servicio”.

Por otro lado, ha explicado que “no se ha despedido a nadie”, que el hecho de que una de las técnicos de guardería no se haya incorporado al servicio este curso se debe a que su contrato expiró ya en julio, “dato que la monitora ya conocía”.

Asimismo, Muñoz ha asegurado que con el objetivo de que exista conciliación en aquella familias con niños en edad de guardería y en edad escolar, “se ha establecido que los días de asuntos propios de las técnicos se adecúen al calendario escolar y así, evitar que la monitoras tengan otros días festivos distintos a los establecidos en el calendario como son el día de la cabalgata de Reyes o el puente de la Constitución”. Esta medida, ha afirmado Muñoz, tampoco se debe a un recorte de presupuesto.

El primer teniente de alcalde, Jesús Fuertes, y la concejal de Educación, Mari Carmen Muñoz

Por otro lado, Muñoz también ha querido aclarar que el programa “Abriendo el cole”, que cuenta con un presupuesto de 70.000 euros, es financiado en 50.000 euros por el Ayuntamiento de Teruel y en 20.000, por el Gobierno de Aragón, “y no al revés como se había apuntado”.

Gestión municipal

En la rueda de prensa ofrecida esta mañana, el primer teniente de alcalde, Jesús Fuertes, también ha comentado que las críticas que el PSOE de Teruel no están justificadas y ha recordado que el equipo de gobierno sí que recortó hasta en un 24% el presupuesto de algunas áreas como Cultura, Fiestas o Deportes, “pero que no se han visto afectadas por esta reducción en el número de actos o actividades que se han realizado”.

Además, Fuertes ha señalado que la intención del equipo de gobierno actual “no es recortar, sino reajustar ciertas cosas para optimizar recursos en beneficio de los ciudadanos de Teruel”.

En este aspecto, ha recordado que el PP se encontró al final del anterior mandato un Ayuntamiento muy endeudado que respondía a “una mala gestión” y con importantes retrasos en el pago de las facturas a proveedores. “Se está estudiando solicitar un crédito ICO por un importe de 1,5 millones de euros, aproximadamente con el único fin de saldar las deudas contraídas por el Consistorio con empresas y autónomos”, ha concluido.