Gestión Forestal restaura el monte de Castelfrío con la plantación de más de 58.000 árboles

En esta actuación se van a invertir alrededor de 300.000 euros para restaurar las zonas afectadas por los incendios en el monte de Castelfrío
monte
photo_camera Gestión Forestal restaura el monte de Castelfrío con la plantación de más de 58.000 árboles.

El Gobierno de Aragón trabaja en la restauración de zonas afectadas por incendios en el monte de Castelfrío, en la provincia de Teruel, una actuación en la que se van a invertir alrededor de 300.000 euros y en la que se van a plantar unos 48.000 pinos silvestres y casi 10.000 quejigos.

El consejero de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, y la directora general de Gestión Forestal, Ana Oliván, han visitado hoy la zona en la que se están efectuando los trabajos, concretamente en una superficie de unas 50 hectáreas en los montes de Castelfrío, propiedad del Gobierno de Aragón, y de Las Naves, perteneciente al Ayuntamiento de El Pobo.

Cabe recordar que en el año 2009 el incendio de Corbalán-Castelfrío afectó a una superficie de 898 hectáreas. Casi toda la superficie estaba arbolada, con formaciones naturales de carrascal, sabinar y pinar de silvestre y con repoblaciones efectuadas a lo largo de las décadas de los 50-70 del siglo pasado con pino silvestre, mayoritariamente.

Los trabajos de restauración de la cubierta vegetal, tienen varios objetivos, entre los que destacan la protección del suelo, evitando la erosión que produce la lluvia, el incremento de la biodiversidad, tanto de especies como de hábitats y la mejora del paisaje.

En la visita a la plantación, el consejero ha destacado "la importancia que tienen los trabajos de reforestación", ya que no solo permiten restaurar ecosistemas degradados, sino que contribuyen a la conservación de la biodiversidad. "Además, permiten compensar mediante la absorción de CO2 parte de las emisiones de efecto invernadero derivadas de las actividades humanas", ha añadido Oliván.

La recuperación del paisaje es también un elemento importante, ya que por este monte pasan rutas de senderismo y de BTT, y recientemente se adecuó ya para su uso como refugio una antigua infraestructura denominada el barracón de los Andaluces, de modo que se recupera la multifuncionalidad que ofrece el medio natural.