Fondo de Transición Justa en Teruel: 88 millones para empresas disponibles a partir de mayo

Esos fondos tienen como objetivo la creación de riqueza y de puestos de trabajo para acabar con la despoblación
azcon-transicion-justa
photo_camera Azcón ha participado este jueves en un acto celebrado en Teruel en el que se han trasladado los detalles del Fondo de Transición Justa al tejido empresarial

Las empresas e instituciones públicas que quieran solicitar las ayudas del Fondo de Transición Justa podrán hacerlo a partir de mayo. Suponen hasta 88 millones de euros de fondos públicos que tienen como objetivo la creación de riqueza y de puestos de trabajo para acabar con la despoblación, por lo que desde el Ejecutivo autonómico esperan que supongan un “revulsivo fundamental” para la provincia de Teruel.

El presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, ha participado este jueves en un acto celebrado en la localidad de Teruel en el que se han trasladado los detalles del Fondo de Transición Justa al tejido empresarial de la provincia. “Estoy convencido de que va a ser un revulsivo fundamental para la provincia de Teruel”, ha comentado Azcón, asegurando que se trata de una “provincia que no siempre ha recibido la atención que merece y que acusa con especial intensidad el problema de la despoblación”. En cualquier caso, ha indicado, Teruel “tiene un tremendo potencial oculto que, desde las instituciones, estamos obligados a desarrollar”.

Los objetivos de este Fondo de Transición Justa son, ha apuntado el presidente, “similares a las políticas de despoblación impulsadas por el Gobierno autonómico, unas políticas sustentadas en los hechos”. “Tenemos una Vicepresidencia primera que tiene como una de sus principales funciones la lucha contra la despoblación y que para su primer presupuesto destinamos 23 millones de euros. Además, los fondos de cohesión se han incrementado de los 3 a los 18 millones de euros”, ha matizado.

Esos fondos tienen como objetivo la creación de riqueza y de puestos de trabajo para acabar con la despoblación. “Donde hay servicios públicos de calidad y puestos de trabajo, la gente se queda a vivir. Vamos a trabajar en estas claves a lo largo de los próximos años. Vamos a conseguir que la creación de riqueza se transforme en una provincia más competitiva”, ha apuntado.

AYUDAS AL FUNCIONAMIENTO

Para ello, la provincia de Teruel va a contar con una dotación especial de fondos del Gobierno de Aragón, “pero también necesita el apoyo del Gobierno de la nación para que se apliquen las ayudas al funcionamiento al 20%”. “Existen ayudas para la creación de empresas, pero no vamos a cansarnos de reivindicar una medida justa para el mantenimiento de las mismas”, ha afirmado.

Lo mismo ocurre con las infraestructuras. Según ha comentado Azcón, “la conexión ferroviaria anunciada entre Madrid y Teruel es un anuncio reciclado y que no cumple las aspiraciones de la provincia de Teruel. No es de recibo que a Teruel se manden trenes de segunda mano”.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico ha valorado que los turolenses y el conjunto de los aragoneses “no nos merecemos que el corredor Cantábrico-Mediterráneo no sea una línea de altas prestaciones”. “Que una línea que tiene que unir tres capitales españolas, entre ellas la tercera y la cuarta ciudad de España, no sea de altas prestaciones, no es de recibo. Del mismo modo que no es de recibo que en muchos de los tramos el tren vaya por debajo de 200 kilómetros por hora e, incluso, por debajo de 50 kilómetros por hora”, ha lamentado.

“Por ello, desde el Gobierno de Aragón vamos a exigir las infraestructuras necesarias, prestar servicios de calidad -como los hospitales de Alcañiz y Teruel, que tendrá búnker de radioterapia-, un plan de vivienda que incluye la rehabilitación de pisos en municipios pequeños, o el nuevo mapa concesionario de transporte, todos ellos servicios públicos necesarios para que todo ese ecosistema empresarial se convierta en una realidad”, ha aseverado Azcón.

EL EJEMPLO DEL AEROPUERTO DE TERUEL

A juicio de Azcón, en Teruel hay ejemplos que permiten confiar en que otro futuro es posible: “A escasos kilómetros de aquí tenemos el Aeropuerto de Teruel, una infraestructura que, en los últimos años, se ha consolidado como un ‘hub’ de excelencia en la gestión de aviones y materiales aeronáuticos, así como en el desarrollo de proyectos vanguardistas en la industria aeronáutica”.

“La previsión es que, en los próximos 4 años, duplique el número de trabajadores y alcance los 900 empleos directos y los 1.800 empleos indirectos, convirtiéndose en el mayor motor económico y de capacidad de generación de empleo de Teruel. Es el mejor ejemplo del potencial de la colaboración institucional para desarrollar proyectos transformadores. Proyectos que, a partir de ahora, podrán ser respaldados por el Fondo de Transición Justa”, ha concluido.