Fallece a los 87 años el pintor turolense Agustín Alegre

El velatorio tendrá lugar de las 17.00 a las 20.00 horas de este sábado en el Tanatorio de San Julián, mientras que la misa funeral se celebrará mañana domingo a las 16.00 horas en la Iglesia de San León
agustín alegre
photo_camera El artista aragonés es una referencia nacional e internacional en el arte figurativo contemporáneo. Foto: Fundación Agustín Alegre

Muere Agustín Alegre, uno de los referentes de la pintura figurativa de nuestro país, a la edad de 87 años. El artista llevaba varios meses luchando contra un cáncer de vías biliares que afectaba a su hígado. El fallecimiento se produjo esta madrugada en el Hospital Obispo Polanco de Teruel en el que llevaba ingresado desde el pasado 15 de Abril. 

El velatorio tendrá lugar de las 17.00 a las 20.00 horas de este sábado en el Tanatorio de San Julián. La misa funeral se celebrará mañana domingo a las 16.00 horas en la Iglesia de San León. Posteriormente se procederá a su incineración en el crematorio del cementerio turolense, por expreso deseo del pintor. El considerado “el Goya del siglo XXI” ha muerto como vivió, libre.

El artista aragonés es una referencia nacional e internacional en el arte figurativo contemporáneo. En su visita a la exposición permanente en el Castillo de Mora de Rubielos, el entonces Ministro de Cultura, Miquel Iceta se refería a él como “uno de los mejores pintores vivos de nuestro país”. Máximo representante de su generación en la Escuela de Valencia mientras Antonio López lo era de la Escuela de Madrid. Algunos críticos lo han señalado como la cabeza visible del movimiento de “Los Guardianes” o “Los Guardianes Silenciosos” en referencia a su capacidad de preservar la tradición pictórica figurativa, haciéndola evolucionar sin los excesos de otras corrientes consideradas “más modernas” en su época, tanto en lo técnico como en lo promocional.

Sus obras pueden encontrarse en colecciones tan dispares como la de Arte Contemporáneo de Patrimonio Nacional, la de la Casa Real Española, la Casa de la Misericordia de Pamplona o la colección personal de Luis Eduardo Aute, y sus óleos adornan las paredes de catedrales como la de la Almudena en Madrid o la turolense de Santa María de Mediavilla. También puede admirarse su obra tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación Provincial de Teruel. Aunque la mayor parte de sus lienzos están en poder de grandes coleccionistas privados de diferentes países.

Sus muestras antológicas han ocupado el Palacio de la Aljafería con el patrocinio de las Cortes de Aragón o la antigua sede del Banco de la capital turolense. 

Sus exposiciones han sido requeridas y aplaudidas en toda la geografía nacional y, más allá, en países como Italia, Francia, Estados Unidos o Japón. Los críticos lo han señalado como uno de los mejores pintores figurativos de la actualidad y como “referente pictórico indubitable e indispensable en la reciente historia del arte de nuestro país”.

Sus compañeros artistas lo han definido como “un pintor de pintores” y el público ha perseguido y deseado sus obras desde el comienzo de su carrera.    

Junto a Antonio López, es el máximo referente del arte figurativo de su generación. Como recogía la revista Vánitas en un artículo dedicado al artista “Si López es considerado el Velázquez del S. XXI, Agustín Alegre es sin duda el nuevo Goya”.

CARGOS Y RECONOCIMIENTOS

Agustín Alegre ha sido, entre otros cargos y reconocimientos, Primera Medalla Nacional de Pintura, Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza y Medalla al Mérito Cultural del Gobierno de Aragón y Medalla de Oro de la ciudad de Teruel.

Hace unos meses fue noticia cuando Patrimonio Nacional seleccionó su obra “Teruel nevado” para la nueva decoración de la Residencia Real de La Mareta (Lanzarote) solicitada por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a 37 firmas de los principales artistas de la colección de arte contemporáneo nacional como Eduardo Úrculo, César Manrique, Eduardo Arroyo, Teresa Gancedo, Eduardo Naranjo y Miguel Pérez Aguilera.

LA TEORÍA DE LAS NUBES. SU ÚLTIMO PROYECTO

La fundación Agustín Alegre, bajo la supervisión del artista, estaba preparando una gran acción basada en la obra del Maestro aragonés e íntimamente ligada con sus raíces turolenses. 

La Teoría de las Nubes es un proyecto de intervención sobre la figura del maestro figurativo Agustín Alegre y su obra, y una iniciativa de promoción integral vinculando su trabajo con el valor de Teruel como territorio de oportunidad. Ambas actividades estaban enmarcadas en el ámbito de la acción social en general y especialmente en la atención a dependientes a la que se dedica la Fundación del artista.

Se realizaría en Madrid como primera ubicación con vocación itinerante y constaría de una Gran Exposición Antológica del pintor turolense, comisariada por Genoveva Casanova en un espacio cultural de primer orden, una muestra previa coincidente con la concesión del premio nacional de pintura honorífico como reconocimiento a toda su carrera y una potente campaña promocional integral y de largo recorrido de Teruel como su lugar de origen e inspiración y como espacio ideal de desarrollo económico en general y, en especial,  para una acción social de atención a personas dependientes. Una labor para la que nuestra provincia está especialmente bien posicionada gracias a su altísima calidad de vida.

La iniciativa, que incluye acciones disruptivas en diferentes espacios y en las propias calles de la ciudad, no trata de la difusión comercial de un producto o servicio de la zona. Pretende situar en la historia del arte de nuestro país a Agustín Alegre y, como consecuencia, a toda la belleza y riqueza cultural, de nuestra provincia y comunidad.

La conexión entre Alegre y su origen es una oportunidad excepcional para la promoción integral de Teruel. Agustín Alegre ha conseguido ser un referente sin perder su vínculo original con Teruel, ¿Acaso no podría ser Teruel un referente de la mano de Agustín Alegre? 

Este proyecto no solo busca devolver a Agustín Alegre al lugar preeminente que ya ocupó, sino también convertirse en un “movimiento” cultural y promocional que vincula arte, acción social, turismo… Hablamos de una acción sorprendente y disruptiva que impacte tanto a nivel nacional como internacional.

La Teoría de la Nubes estaba en proceso de presentación a Instituciones públicas, empresas y otros posibles patrocinadores para ofrecerles su participación y la inversión de los recursos necesarios.