El aeropuerto de Teruel generará 2.800 empleos convertido en un referente espacial

Faci ha anunciado que se construirá un hangar en el aeropuerto turolense para las prácticas de FP del ciclo de mantenimiento de aviones
photo_camera Faci ha anunciado que se construirá un hangar en el aeropuerto turolense para las prácticas de FP del ciclo de mantenimiento de aviones

Después de que Teruel se quedara sin la Agencia Espacial, parecía que todo lo relacionado con el sector se diluiría en la provincia. Sin embargo, continúa siendo un punto estratégico para atraer inversiones, algo que se ha analizado este miércoles en la jornada “Teruel, un enclave estratégico para la industria aeroespacial en el mundo”. Un presente y un futuro “poderoso” como ha indicado el presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha encabezado el encuentro. Allí ha afirmado que, como previsión, se espera que el aeropuerto cree “2.8000 empleos entre directos e indirectos” y que atraiga a nuevas empresas del sector, convirtiéndose en un enclave a nivel mundial.

Esta jornada, en la que han participado expertos y empresas punteras, coincide con el décimo aniversario del Aeropuerto de Teruel. Una infraestructura que ha registrado un rápido crecimiento en esta década de historia hasta convertirse, gracias al éxito de Tarmac, en referente mundial en el mantenimiento, reparación y operaciones de aeronaves, consolidándose como uno de los principales vectores de desarrollo y empleo en la provincia.

Las posibilidades que ofrece el sector aeroespacial y la llegada, a través de Arex, de nuevos proyectos promovidos por empresas como IAC o Sceye, garantizan la continuidad de este crecimiento y el posicionamiento de esta infraestructura como estratopuerto. La última iniciativa empresarial se produce al calor del Perte aeroespacial y durante la celebración de esta jornada se ha anunciado el proyecto de microlanzadores de satélites impulsado por la empresa PLD Space.

PROYECTOS EMPRESARIALES EN EL AEROPUERTO DE TERUEL

En enero, IAC anunciaba que abrirá un segundo hangar con una inversión de 20 millones de euros y la creación de 60 nuevos empleos en el Aeropuerto de Teruel, que se añadirán a los 80-90 necesarios para operar el primer hangar, alcanzando un total de entre 140 y 150 empleados. La compañía ha obtenido la concesión por 25 años de la gestión del hangar de pintura de aviones.

Por otra parte, Sceye, operador de HAPS (pseudo satélites de alta altitud, según sus siglas en inglés), anunció el pasado mes de julio la inversión de 35 millones de euros y la creación de 135 empleos directos y 540 indirectos también en el aeropuerto turolense. Entre los factores que han propiciado su implantación allí, según explicaba la propia compañía, figuran, entre otras, las condiciones climáticas especialmente favorables para el despegue de dirigibles.

En los últimos años otras dos empresas punteras se han instalado en el aeropuerto. Una de ellas es PLD Space, que desarrolla tecnología de cohetes, trabaja con agencias espaciales de todo el mundo y ha realizado más de 300 ensayos de motores de cohete. La otra es Elson Space Engineering, empresa británica que desarrolla tecnología, sistemas y equipos para el sector aeronáutico y espacial.

En el listado de empresas ya establecidas en el Aeropuerto de Teruel figuran también Delsat, Airpull, Ecooil, Airbus y Tarmac Aerosave. Esta última, dedicada al estacionamiento de larga estancia con capacidad para 400 aviones, mantenimiento y reciclaje de aeronaves, fue la primera empresa en instalarse en el Aeropuerto en 2012 y se ha convertido en uno de los principales atractivos de la infraestructura. Cuenta con un equipo de 210 empleados en Teruel.

DESARROLLO DEL AEROPUERTO

Las superficies disponibles podrían albergar hasta 130 aviones (contando con las zonas de tierra). Actualmente cuenta con unas 85 grandes aeronaves estacionadas llegando a 127 en 2021 por la pandemia. Entre los aviones más grandes que han llegado, figura el Airbus A380 el pasado 25 de abril 2021.

Con la ampliación PIGA del aeropuerto en 200 hectáreas, que se suman a las 350 hectáreas actuales, se dispondrá de 5.500.000 metros cuadrados y se podrían albergar más de 300 aviones en un futuro, ampliando las zonas industriales y de servicios.

Entre las ventajas de este aeropuerto se encuentran la disponibilidad de un espacio aéreo sin congestión, un clima seco y sin arena, además de equipos de gestión de operaciones. También soporte para la atención en pista, así como servicios de salvamento, emergencias y meteorología.