La construcción de la planta termosolar de Iberdrola en Teruel ocupará diariamente a 200 trabajadores

Iberdrola Renovables comenzará la construcción de la mayor central termosolar de Aragón, entre las poblaciones turolenses de Azaila y La Puebla de Híjar, en el primer semestre de 2009 y prevé que esté operativa en 2011. Durante su construcción, la planta ocupará diariamente a 200 personas, con picos de ocupación de hasta 650 trabajadores.

Zaragoza.- Aprovechar los recursos autóctonos y ayudar a asentar a la población rural en el territorio son algunas de las señas de Iberdrola, compañía líder en la producción de energía eólica en Aragón y España. Ahora, el grupo energético reafirma su condición puntera y prevé comenzar la construcción de la central termosolar proyectada en Teruel, la mayor de la Comunidad, en el primer semestre de 2009.

La nueva planta, que tendrá una potencia de 50 megavatios (MW) y que abarcará una extensión de 200 hectáreas entre las localidades de Azaila y La Puebla de Híjar, empleará durante los 24 meses que se estima que duren las obras una media de 220 trabajadores, que pueden llegar a los 650 en fase punta. Tras la construcción, la compañía prevé abrir la planta a principios de 2011, “buscando sinergias con la población local para que la mayoría de proveedores y trabajadores sean autóctonos”, ha confirmado el director de Iberdrola Renovables España, Víctor Rodríguez.

El proyecto turolense es fruto del acuerdo de la compañía energética con la aragonesa Cajalón. Ambas sociedades han creado Iberjalón, paraguas bajo el que han emprendido esta planta y bajo el que pretenden “seguir trabajando por el bien de Aragón” y para conseguir que, como ha comentado el director general de la entidad financiera, Javier Hermosilla, “las riquezas que aquí se generen se queden en la región”.

La factibilidad de la planta turolense, a falta tan sólo de la “inminente” declaración de Impacto Medioambiental por parte del Departamento de Medio Ambiente, fue corroborada el pasado jueves por Víctor Rodríguez durante la visita que realizó a la nueva planta termosolar del grupo en Puertollano (Ciudad Real). El centro manchego, en vísperas de su inauguración, es el modelo sobre la que se inspira la futura planta turolense y es el primero de España de sus características. Los responsables de la energética esperan que la de Teruel sea “la segunda planta que se construya en el país”.

El beneficio social y económico para el Bajo Martín (comarca en la que se enmarca la planta) es patente. A la media de puestos de trabajo que generará su construcción, se le suma el presupuesto de contratación local previsto (de alrededor de 60 millones de euros) y la posibilidad de desarrollos tecnológicos por parte de empresas aragonesas. Asimismo, una vez operativa, la planta contará con 35 empleos directos, entre ingenieros superiores y técnicos de Formación Profesional.

Los paneles solares reciben el calor del sol y calientan el aceite, que calienta el agua, que se hace vapor para fabricar energía

 

Iberdrola estima en 30 los propietarios beneficiarios por la compra de terrenos para establecer la planta, “con quienes los contactos están muy avanzados”, ha señalado el máximo dirigente de Iberdrola Renovables. Además, todos los documentos oficiales necesarios para la construcción del centro termosolar se encuentran en fase de resolución.

La primera planta termosolar de Aragón

La nueva planta, de 50 MW, implicará una inversión aproximada de 200 millones de euros y tendrá una producción estimada de 100 millones de kilovatios/hora, cifra que equivale al consumo de una población de unos 100.000 habitantes y que evitará la emisión de casi 35.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Con un área de captación solar de cerca de 290.000 metros cuadrados, la instalación ocupará aproximadamente 200 hectáreas de terreno y contará con 352 colectores cilíndrico-parabólicos, todos ellos equipados con unos 120.000 espejos parabólicos y 13.000 tubos absorbedores.

Iberdrola en Aragón

Iberdrola Renovables es el líder eólico en la Comunidad Autónoma de Aragón, donde cuenta con una capacidad instalada de cerca de 300 megavatios.

La empresa gestiona en Aragón una central minihidráulica (de 1 MW de potencia) y ocho parques eólicos: Tardienta I (49,5MW), Tardienta II (44,2 MW), La Plana II (16,5 MW), La Plana III (21 MW), Fuendetodos I (46 MW), Fuendetodos II (47,6 MW), Entredicho (36 MW) y La Torrecilla (16,2 MW).

Ahora, gracias a la fundación de Iberjalón, Iberdrola pretende desarrollar “tantas energías renovables como permite el Gobierno autonómico”, ha explicado Rodríguez. La nueva sociedad, participada en un 80 por ciento por Iberdrola Renovables y en un 20 por ciento por Cajalón, tiene por objetivo llegar a los 650 MW en instalaciones renovables, lo que incluye la construcción de la central termosolar, así como participar en el desarrollo de parques eólicos.