El cierre de la residencia Luis Buñuel es temporal, pero no hay fecha para el inicio de las reformas

El director gerente del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Fernando Peña, ha asegurado este miércoles que el cierre de la residencia Luis Buñuel de Teruel es temporal y que se volverá a abrir una vez finalicen las reformas para mejorar las deficiencias que presentaban las instalaciones. Sin embargo, no hay fecha para las obras.

Teruel.- El director gerente del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Fernando Peña, ha asegurado este miércoles que el cierre de la residencia Luis Buñuel de Teruel es temporal y que las instalaciones se volverán a abrir una vez finalicen las reformas para subsanar las deficiencias que impedían al centro obtener la licencia de actividad. Sin embargo, Fernando Peña no ha dado fecha para la ejecución de las obras y ha afirmado que no hay partida presupuesta asignada para acometerlas.

Tras mantener una reunión con los residentes del centro Luis Buñuel y con el alcalde de Teruel, Manuel Blasco, el director del IAJ ha insistido, en rueda de prensa, que el cierre del centro “es temporal” y ha garantizado el compromiso tanto del IAJ como del Gobierno de Aragón de que el centro volverá a abrirse. Peña también ha recordado que se están estudiando distintas alternativas para reubicar a los estudiantes residentes en el centro. Y en cuanto a los trabajadores, la mayoría “serán trasladados, unos 16, pero se prescindirá de los once interinos”.

Fernando Peña ha reconocido que la ejecución de las reformas de la residencia se prolongará unos 18 meses, pero que aún no hay fecha para su inicio. Sobre la posibilidad de realizar las obras en distintas fases, aprovechando los periodos vacacionales para evitar el cierre del centro, “se descartó por parte del técnico por considerarlo inviable”.

Además, el directo gerente del IAJ también ha comentado que la inversión para acometer dichos trabajos ascendería a unos 800.000 o 900.000 euros, “y ahora no hay partida presupuestaría, con lo que habría que esperar a las cuentas autonómicas de 2013”.

Las reformas que se acometerán en la residencia Luis Buñuel pasan por “mejorar la accesibilidad y la prevención de incendios” con lo que el centro podría obtener la licencia de actividad, motivo por el que el IAJ decidió cerrar el centro. Sin embargo, Peña ha afirmado que no hay todavía un proyecto, pero aunque se revisan los redactados en 2003 y 2008 y que “nunca llegaron a ejecutarse”, ha criticado el director del IAJ, quien ha añadido que “es un problema que viene de antaño”.

A pesar de no existir todavía proyecto ni presupuesto para llevar a cabo la reforma de la residencia, el cierre se producirá el próximo mes de septiembre, tal y como se había anunciado en un inicio. Asimismo, Peña ha explicado que para reducir el déficit anual de la residencia, que asciende a unos 603.000 euros, se están buscando usos alternativos a la zona del aulario que hasta ahora ocupaban los estudiantes de Bellas Artes. “Estos usos complementarios servirían para reducir gastos”, ha matizado Peña, quien no ha precisado que servicios se podrían ubicar allí, pero “que a dicha zona se podrían trasladar distintas dependencias del Gobierno de Aragón”.

Alternativa

El director gerente del IAJ ha asegurado que mientras dure el cierre de la residencia, que ha insistido “será temporal”, se buscará la forma de realojar a los estudiantes. Para ello, según ha apuntado Peña, el IAJ está estudiando distintas alternativas. Por un lado, los estudiantes menores de edad tendrán plaza la residencia internado Santa Emerenciana o en la Escuela Hogar, “está garantizado”, según ha afirmado Peña. Por otro lado, los universitarios, podrán ir al Colegio Mayor Universitario Pablo Serrano.

Finalmente, como tercera opción, el director del IAJ ha comentado que se está estudiando poner en marcha “una bolsa de pisos de alquiler” en la que “se pondrá de acuerdo la oferta y la demanda de pisos”. Asimismo, según ha proseguido Peña, los estudiantes contarán con “un servicio de asesoría en temas de contratación o para orientar a los estudiantes en cuestión de zonas, precios u otras cuestiones similares”. “Para los estudiantes mayores de edad que no opten por el colegio mayor universitario, compartir piso es la opción más accesible”, ha aseverado el director gerente del IAJ.

Los residentes

Tras la reunión que han mantenido con el director gerente del IAJ, los residentes del centro Luis Buñuel no se han quedado muy convencidos con las soluciones y explicaciones porque consideran que el cierre del centro “es injusto” y además, “es una situación de incertidumbre porque no hay fechas ni dinero”. “Creemos que el IAJ no tiene las cosas claras”, ha apuntado el representante de la Junta de Residentes, Borja Sediles.

Sediles ha denunciado que algunos de los centros que proponen desde el IAJ para la reubicación de los estudiantes “también presentan deficiencias como las que han motivado el cierre de la residencia Luis Buñuel”. En este aspectco, Sediles ha destallado que en el caso de la Escuela Hogar y los módulos antiguos del Colegio Mayor, "tampoco cumplen la normativa”. “Pretenden colocarnos en sitios que también presentan deficiencias”, ha asegurado Sediles quien ha añadido que “además, no tienen espacio para reubicar a los 145 residentes”.

Además, Borja Sediles ha comentado que ahora pagaban 300 euros mensuales en la residencia Luis Buñuel y al recolocarles en otros centros, como por ejemplo el Pablo Serrano, la cuota se incrementaría ya que “allí se pagan unos 503 euros al mes”, ha afirmado Sediles.

Borja Sediles ha asegurado que consideran que están en la misma situación que cuando se anunció el cierre del centro así que continuarán con las movilizaciones para las cuales esperan contra con todos los residentes y con las familias “así como con todos los que quieran mostrar su rechazo contra el cierre”.