Cerca de 50.000 personas han visitado las piscinas de verano de Teruel

Casi 60.000 euros ha ingresado el Ayuntamiento de Teruel con la temporada de piscinas de verano, que han recibido un total de 48.170 usuarios. A ellas se podría unir la futura piscina climatizada, que se encuentra a la espera de conseguir financiación y una ubicación adecuada.

Teruel.- Cerca de 50.000 personas han visitado durante la época estival las cuatro piscinas de verano de Teruel. El concejal de Juventud y Deportes del Ayuntamiento de Teruel, Javier Domingo, califica esta cantidad como de “positiva, a pesar de haber contado con un mes de julio bastante malo”.

De las cuatro piscinas al aire libre con las que cuenta la capital turolense, la de Los Planos ha sido la que más usuarios ha recibido, con un total de 15.858, mientras que la de la Fuente Cerrada ha sido la que menos con 5.807. En suma han sido 48.170 las visitas que las piscinas han recibido en todo el verano, con 1.355 más que en la pasada temporada, lo que ha supuesto unos ingresos para el Ayuntamiento de Teruel de 58.607 euros.

A este respecto, Domingo ha querido añadir que los datos son buenos a pesar de que la piscina de San Fernando, la más tradicional para los turolenses, se abrió con una semana de retraso y se ha cerrado una semana antes. Este cierre prematuro se ha debido a la poca asistencia de usuarios que se recibía en las piscinas durante el mes de septiembre.

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha calificado el servicio de piscinas públicas de Teruel, como un servicio “muy caro”. Para el edil, la diversificación de estos espacios en los diferentes barrios de la ciudad implica un beneficio para los ciudadanos por su cercanía, pero que supone mucho coste para el consistorio turolense.

Blasco apuesta por la “creación de una ciudad deportiva, como tienen otras ciudades, en las que con un conserje es suficiente”, si bien no lo ve factible de realizar en esta legislatura por la “situación económica actual”.

Piscina Climatizada

Un proyecto que sí se encuentra realizado es el de la futura piscina climatizada, que se uniría a la que ya tiene la ciudad en el barrio del Ensanche. Los dos problemas con los que se plantea esta futura piscina son la financiación y la ubicación definitiva.

En cuanto a su financiación, actualmente no se cuenta con la totalidad de la subvención otorgada inicialmente por el Gobierno de Aragón, 2.000.000 de euros, que el ejecutivo que por entonces dirigía Marcelino Iglesias subdividió hasta el año 2014. Para Manuel Blasco “es necesario saber si el nuevo gobierno mantendrá esa periodificación”.

Desde el consistorio, también se tiene en cuenta la posibilidad de contar con la iniciativa privada a la hora de poder llevar a cabo la ejecución de este proyecto.

La ubicación de la misma tampoco es definitiva. El equipo de gobierno anterior la situó inicialmente al lado de la piscina abierta de San León, pero en el proyecto se ocupaba una zona verde y se informó negativamente. En estos momentos, el edil turolense está intentando realizar un convenio con el obispado, propietario de la zona anexa a la piscina de San León, de manera que se permitirá su uso y poder ubicar también allí la piscina climatizada.

A pesar de todo, según Blasco, “habrá que decidir a lo largo del próximo ejercicio una ubicación definitiva”. Otra posibilidad que se está manejando es la de situarla definitivamente junto a la piscina abierta de Los Planos.