Un policía nacional de Aragón salva a un hombre que sufrió una parada cardiorrespiratoria en el AVE

Alberto Rayego, agente de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Aragón, fue quien realizó la maniobra de reanimación
photo_camera Alberto Rayego, agente de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Aragón, fue quien realizó la maniobra de reanimación

“Me encontraba en la estación de Atocha porque iba a regresar de mis días libres. Estaba montado en el AVE cuando personal de Renfe requirió asistencia sanitaria, ya que había un hombre que estaba entrando en parada”. Así es como Alberto Rayego, un agente fuera de servicio, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Aragón, le salvó la vida a un hombre de 75 años en el interior del tren.

Sobre las 19.30 horas, el agente se identificó inmediatamente como policía y, al no haber personal médico o sanitario cualificado entre los pasajeros, fue él quien examinó las constantes vitales del hombre, cuyo pulso era muy débil y la frecuencia cardiaca estaba en claro descenso, síntomas compatibles con una parada cardiorrespiratoria. “Cada vez iba perdiendo más y más la consciencia. Entonces, junto a más pasajeros, cogimos al hombre, lo tumbamos en el pasillo del AVE y solicité un desfibrilador”, relata Rayego. Por todo ello, pidió que se avisara urgentemente al 112 y comenzó el protocolo para este tipo de situaciones.

El agente comenzó las maniobras de reanimación y consiguió mantener sus constantes vitales hasta la llegada del Samur, que lo trasladó a un centro hospitalario.

Según manifestó el Jefe de Guardia del Samur, que atendió posteriormente a este hombre, la intervención de urgencia del agente resultó “crucial” para que el paciente recuperara sus constantes y se encuentre en proceso de recuperación.